La tecnología con la cuenta el Hospital Universitario de Torrejón posee un 30% de más sensibilidad que la aparatología usada habitualmente, además, puede detectar tumores de unos 4 centímetros. Los mamógrafos con contraste permiten realizar biopsias por tomosíntesis, para tomar una muestra del tejido mamario con gran precisión e imágenes tridimensionales.

La Jefa Corporativa del Área de Mama, Julia Camps, explica la dificultad extendida de encontrar algunos tipos de tumores con los aparatos convencionales, sin embargo la tecnología del Hospital ofrece estas ventajas, ‘se aprovecha la capacidad que tienen técnicas funcionales como la mamografía con contraste o la resonancia magnética para poner en relevancia la angiogénesis tumoral o función que permite detectar los cánceres independientemente de su morfología‘. Con esta acción buscan ofrecer el diagnóstico más seguro y cercano a la realidad a los pacientes.

Imagen de Julia Camps y el diagnóstico.

La doctora Camps recordaba, ‘nos hemos encontrado con la necesidad de hacer un control y seguimiento exhaustivo de pacientes que tienen claustrofobia, no pueden ponerse boca abajo, que tienen problemas cardíacos o respiratorios, y gracias a esta tecnología podemos facilitarles el mapa tumoral exacto, en el caso de haber sido diagnosticadas recientemente de un cáncer de mama, o la respuesta al tratamiento en caso de haber sido tratadas por un cáncer de mama. Y todo con la misma fiabilidad que una resonancia’. La mamografía con contraste en 3D se acerca al 100% de efectividad de una resonancia.

El Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz en su escisión del Área de Mama cuenta con 50 trabajadores que tratan la patología del cáncer de mamá en diferentes ámbitos, Radiología, Cirugía oncoplástica, Anatomía Patológica, Oncología, Enfermería con sus gestores de casos oncológicos y Psicología, entre otros. Los profesionales son de diferentes regiones de España y su objetivo es el conocimiento, la innovación y la investigación de todos al servicio de cada caso y cada paciente.

Raquel Cerdá es una paciente a la que diagnosticaron de cáncer de mama en el Hospital de Torrejón, justo antes de la pandemia. Su historia se puede ver aquí.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.