Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas, dos de ellas menores de edad, en Torrejón de Ardoz, por tener encadenado a un familiar a la pared de una habitación en pésimas condiciones de salubridad.

El hombre logró pedir auxilio a través de la ventana a unos vecinos que pudieron alertar a la Policía Nacional. Sus dos hijos y la pareja de uno de estos fueron arrestados como presuntos responsables de un delito de detención ilegal.

Los hechos se produjeron a principios de julio, cuando los agentes fueron alertados por unos vecinos manifestando que desde la ventana de una vivienda, se podía observar cómo una persona pedía ayuda, asegurando que le tenían secuestrado.

Cuando los policías llegaron al domicilio, los hijos de la víctima reconocieron que tenían retenido a su padre en una habitación, encadenado a la pared, alegando que sufría trastornos mentales. La habitación estaba en condiciones insalubres, no contaba con ningún tipo de mobiliario, teniendo únicamente un colchón en el suelo.

En la vivienda se encontraban cuatro jóvenes, sus dos hijos varones y sus respectivas parejas. Tres de estas personas -sus hijos y la pareja de uno de ellos– fueron detenidas como presuntos responsables de un delito de detención ilegal pasando a disposición judicial y a fiscalía de menores. La víctima fue asistida por servicios médicos quienes le trasladaron al hospital universitario de Torrejón de Ardoz.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.