Publicidad

La Comunidad de Madrid, a través de la dirección general de Infraestructuras de la Consejería de Transportes e Infraestructuras, ha remitido al Ayuntamiento de San Fernando de Henares el Proyecto de demolición de forma controlada de las viviendas situadas en la calle Presa 4 y Rafael Alberti 1 y 3 de la localidad afectadas por la línea 7B de Metro.

Según han explicado desde el Ejecutivo regional en un comunicado, esta remisión se efectúa tras recibir el visto bueno del Colegio de Arquitectos de Madrid.

Publicidad

Con esta medida, se procederá a derrumbar de manera vigilada 24 casas, dos locales comerciales y 39 plazas de garaje. En paralelo se ya han iniciado los trámites para la modificación del encargo de emergencia que dé cobertura a la demolición, según ha indicado la Comunidad de Madrid.

El edificio situado en la calle Presa, 4 y Rafael Alberti, 1 y 3 lleva desalojado desde el pasado 22 de septiembre del 2021 al presentar graves daños y con peligro de derrumbe afectado por la línea 7B de Metro. La Consejería de Transportes e Infraestructuras, a través de la dirección general de Infraestructuras realiza «visitas y trabajos continuos de auscultación semanales de lectura de movimientos».

Las últimas familias en salir, las de Pablo de Olavide

Durante la tarde de ayer, las familias de Pablo de Olavide tras una multitudinaria concentración, dejaron sus casas por los daños provocados por la Línea 7B de Metro.

Vecinos de Olavide se abrazan en la concentración convocada por la Plataforma de afectados por Metro – Fotografía Ayto. San Fernando de Henares

Como adelantó Noticias para Municipios, una de estas familias, la que habita el número 7 de Olavidese ha negado a salir de su casa ante esta situación. Como ha explicado uno de sus miembros, José Luis, «nos invitan a salir de casa y nos llevan a un hostal, a una habitación donde tendremos que convivir mi hijo de 28 años, mi señora y yo», afirma. «No habría ningún problema por eso si no fuera porque no es para 2 o 3 días, si no para 7 u 8 meses; además no nos podemos llevar a nuestros tres perros y se los quieren llevar a una residencia de animales, y yo no puedo estar si mis animales tantos meses».

Además, la problemática de José Luis y su familia se acrecienta: «no podemos ir a ninguno de los pisos que nos ofrece Tragsa porque mi mujer y yo hemos estado en ERTE y nos piden las tres últimas nóminas, que no tenemos»; «lo único que le pido a la Comunidad de Madrid es un sitio donde pueda estar con mi familia y mis perros», ha concluido.

Por su parte, Alejandro Escribano, portavoz de las familias desalojadas señalaba que «esto es una situación extrema, los vecinos estamos agotados físicamente, psicológicamente y no podemos mas; si la situación ya es suficientemente grave, además, nos enteramos por notas de prensa que la Comunidad de Madrid va diciendo que las 14 familias ya están realojadas; si el consejero es honesto con lo que dice, que venga mañana aquí y vaya a la puerta del 7 de Olavide y le pregunte a esa familia porque no se va al hotel que le han buscado«.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.