Se trata de fincas rusticas y huertas ubicadas en la zona de  Soto de Aldovea, situada frente a los asentamientos ilegales de la M-203

SAN FERNANDO DE HENARES/ 30 NOVIEMBRE 2020/ Vecinos de la zona conocida como Soto de Aldovea, en la tradicionalmente llamada Comunidad de Propietarios de Huertos del Pozo han denunciado que llevan “meses sufriendo una ola de robos sin precedentes“.

Tal y como han comunicado estos ciudadanos, se trata de robos en fincas rusticas y huertas ubicadas en la zona denominada como Soto de Aldovea, situada frente a los asentamientos ilegales de la M-203.

Publicidad

Según reclaman, los robos responden “al mismo modus operandi, centrándose principalmente en herramientas de campo guardadas en casetas de aperos y pequeñas naves, pero también todo tipo de objetos de valor”.

Así, señalan que “desde hace apenas unos meses” las denuncias de robos se han incrementado sustancialmente sobre todo, los robos de “generadores, desbrozadoras o motoazadas”.

El lugar de los robos

Este enclave ubicado en la vega del río Henares está constituido por una serie de huertas y pequeñas parcelas de carácter rústico frente a la carretera M-203, y en el límite de San Fernando de Henares con Loeches y Mejorada.

Publicidad

En la mayoría de parcelas existen pequeñas naves o casas de aperos donde los vecinos disponen de la herramienta para sus huertas, así como los objetos propios de una casa de campo.

Así, inciden en que “ya es extenso el número de parcelas que ha visto forzadas sus rejas, puertas o candados para robar sus pertenecías y objetos de valor” y que, en algunos
casos, los ladrones “han reincidido en la misma parcela en menos de una semana, lo cual produce una elevada frustración y temor en los vecinos afectados“.

“Proceso de degradación”

Según los vecinos afectados, esta ola de robos se suma al “proceso de degradación que viene sufriendo desde hace años esta zona de San Fernando de Henares, con un incremento de vertidos ilegales, incendios, negocios piratas, y destacando especialmente los asentamientos ilegales ubicados junto a la carretera M-203 que comenzaron hace apenas 7-8 años”.

Publicidad

Asimismo, denuncian que “estos asentamientos toman la luz ilegalmente, y es frecuente que desde algunas de estas casas ilegales se dispare con escopetas de caza sobre todo tipo de aves y en cualquier época del año, sin que las llamadas a policía y guardia civil parezcan poner coto a esta práctica”.

De esta manera subrayan que “a pesar del importante número de denuncias de robo que se han experimentado en las últimas semanas sigue sin verse un coche patrulla en la zona”, y reclaman “una presencia policial mínima y que las instituciones pongan medios tanto para frenar esta ola de robos como para hacer cumplir la ley en un territorio abandonado a su suerte”.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.