Publicidad

El Ayuntamiento de Rivas se ha unido al proyecto europeo Smart EPC (Next Generation of Energy Performance Contracting)  iniciado recientemente, y en el que el contribuye tecnológicamente sobre las redes de alumbrado público.

El proyecto, que tiene una duración estimada de tres años, está liderado por la Agencia de Energía de Croacia y cuenta actualmente con 1.998.396 euros de financiación del programa europeo Horizonte 2020.

Publicidad

En España, colaboran el Ayuntamiento de Rivas y el de Murcia, coordinados por la consultora energética Scan Energy Consulting, especialista en eficiencia energética, energía sostenible y smart grids, según ha destacado el Consistorio en una nota.

La iniciativa Smart EPC trabaja para optimizar las redes de alumbrado urbano e integrarlas en la propia ciudad aprovechando su potencia, además de incluir en los puntos de iluminación elementos inteligentes que mejoren la calidad de los servicios públicos, tales como repetidores de señales wifi, puntos de recarga para vehículos eléctricos, sensores de calidad de aire, o sensores para el control del aforo y de vehículos.

De esta manera, se pretende promover el ahorro de energía y la eficiencia energética, así como innovaciones en las áreas de colaboración organizacional, procesos de planificación e implementación, futuros modelos de negocio e interacción con un mercado en constante cambio y evolución.

El proyecto se compromete a acelerar el despliegue de las soluciones adecuadas y a fomentar los impactos positivos que tienen la movilidad eléctrica y la eficiencia energética e inteligente en los objetivos de las ciudades y en la vida de las personas residentes.

Proyecto europeo Smart EPC/ Ayto. Rivas

Transición energética

El principal objetivo del proyecto Smart EPC es permitir la transición hacia ciudades y municipios inteligentes y sostenibles del futuro utilizando la eficiencia energética como clave para liberar el potencial de las nuevas tecnologías y servicios emergentes.

La renovación de las unidades de alumbrado público antiguas e ineficientes con la integración de la tecnología IoT y los componentes de la ciudad inteligente allanarán el camino para una amplia gama de servicios y aplicaciones energéticas y no energéticas, como la seguridad pública, la gestión del tráfico, la carga de vehículos eléctricos, la supervisión medioambiental y la próxima generación de comunicaciones celulares (por ejemplo, 5G).

El Consorcio Europeo que desarrolla el proyecto Smart EPC está formado por 13 socios, coordinados por el primero de ellos (la Agencia de la Energía de Croacia), y en el que participan las localidades de Rivas Vaciamadrid y de Murcia.

Publicidad

La infraestructura de alumbrado público existente ofrece un punto ideal desde el cual se puede fomentar una amplia gama de aplicaciones de Smart City IoT y recopilar una variedad de datos. Las alumbrados inteligentes no solo ofrecen ahorros de energía instantáneos y reducciones de costos de mantenimiento, sino que también juegan un papel importante como una de las infraestructuras de IoT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.