Publicidad

Varios sindicatos policiales de Rivas Vaciamadrid -CPPM, UGT y la CSIF– han solicitado que se depuren responsabilidades después de que haya transcendido la desaparición de un arma de la Policía Local, que se encontraba custodiada en dependencias policiales y que no aparece.

Según ha avanzado el diario ABC, el arma es una HK Compact, con número de serie 27027002 y guiada con número 1106760, que pertenecía a un miembro del Cuerpo local ya jubilado y que habría sido depositada en dependencias policiales tras su jubilación.

Publicidad

De hecho, la desaparición fue detectada hace algunos días cuando quisieron adjudicarle el arma del agente jubilado a un nuevo policía que ha venido en comisión de servicio desde Palma de Mallorca, encontrándose que la pistola no estaba en el armero.

Los responsables de la Policía Local, concretamente el número dos del Cuerpo, el subinspector-jefe accidental, Juan Díaz Aguedo, ha admitido todos los hechos en una nota interna.

En la misma se afirma que «en fechas recientes, y tras realizar la revista de armas en los meses de mayo y junio, se ha tenido conocimiento del extravío de un arma reglamentaria en las dependencias de Policía Local».

Como consecuencia de esta pérdida, «y debido a su trascendencia y urgencia del asunto», el mando local admite que «se ha procedido a la revisión de algunos espacios físicos de nuestro edificio, con resultado negativo hasta el momento».

Precisamente ha sido este registro el que ha despertado las críticas de los principales sindicatos policiales, que, además de aclarar la desaparición del arma, quieren saber por qué se revisaron las taquillas de los agentes, sin aviso previo y sin testigos de la exploración.

Sobre este registro, el subinspector-jefe accidental señala que «si bien el procedimiento podría haber sido distinto, se ha entendido por parte de esta jefatura que, dadas las circunstancias, era el más rápido y adecuado». Sin embargo, tras admitir el error, se compromete a que, «para actuaciones futuras, se establecerán nuevos procedimientos normalizados».

Esta circunstancia ha derivado en duras críticas de los sindicatos policiales del Cuerpo, así como del Partido Popular y de uno de los concejales no adscrito, Bernardo González, que piden explicaciones sobre esta desaparición y cómo se está desarrollando la investigación para aclarar la situación.

Varios agentes de Guardia Civil en una intervención (Foto: EP)

Denunciado a la Guardia Civil

El hecho ya ha sido denunciado ante la Guardia Civil «y el arma figura ahora en el sistema nacional como arma ilegal». Igualmente, se ha pedido a todos los «empleados y empleadas de este departamento revisen los espacios que tienen asignados para intentar lograr su localización» y si tienen alguna información «sobre el paradero del arma, se deberá informar con carácter inmediato a la jefatura del cuerpo».

Publicidad

Aunque desde el Ayuntamiento de Rivas se ha limitado a asegurar que se está investigando el hecho y que ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil, no han querido aportar nuevos datos hasta que se resuelva la investigación.

Por ello, los dos concejales del Partido Popular y el edil no adscrito, ex de Ciudadanos, Bernardo González, han solicitado la comparecencia del concejal de Seguridad ante el pleno municipal que se celebrará el próximo día 21.

En el escrito de petición, quieren que «explique las circunstancias en las que se ha extraviado un arma en dependencias de la Policía Local y las razones por las que se han abierto y revisado los armeros de los agentes sin ser previamente avisados ni requeridos los interesados y no encontrándose presentes en la revisión».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.