Cuando el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, llegó a la Alcaldía en 2018, trajo bajo el brazo una estrategia clara: ser alguien en Europa. Cuatro años después, la localidad del Sur de Madrid es, a ojos de la UE, una de las ciudades intermedias con más visibilidad en todo el Continente. El trabajo constante, con más de una treintena de proyectos en la última década, le ha hecho merecedora del reconocimiento internacional.

En materia económica, ha conseguido, de momento, 19 millones de euros y tiene pendiente la aprobación de otros 10 millones, a los que se suma otra tanda de proyectos por importe de otros 7 millones. Ha sido capital Europea del Deporte en 2020 y aspira, en 2025, a ser la capital Europea de la Juventud, título que, de obtenerlo, haría de Fuenlabrada la primera ciudad española en obtener tal representatividad.

Publicidad

A su llegada, Ayala creó una Oficina de Asuntos Europeos -dependiente directamente de Alcaldía- y puso a un equipo a trabajar en este ámbito, mientras exporta programas locales o despierta el interés del Viejo Continente con programas como la ayuda prestada por universitarios a alumnos con problemas de estudios durante los peores momentos de la pandemia.

El germen de toda esta visión europeísta se encuentra en la trayectoria de Ayala como director técnico del Consejo Federal del Movimiento Europeo, una organización europea. Sin embargo, el primer gran aporte a la localidad llegó con el proyecto MILMA, de 2018, cuando Fuenlabrada fue seleccionada entre casi 584 proyectos de 26 países diferentes que aspiraban para conseguir 4,5 millones de euros de financiación para un programa de fomento del empleo que se ha completado y ejecutado al 100 por ciento.

Javier Ayala en un evento para promocionar la candidatura a Ciudad Europea de la Juventud hace unas semanas.

Este novedoso proyecto la creación de estos grupos de trabajo -que se denominan BCLabs– y que estarán integrados por una veintena de personas para que testen innovadoras metodologías de inserción laboral y desarrollen habilidades sociales que favorezcan la inclusión. El resultado: uno de cada tres participantes ha encontrado empleo. El Ayuntamiento lo mantiene este año con financiación propia.

El proyecto MILMA, dotado con 4,5 millones, fue el germen del carácter europeísta de Fuenlabrada. Logró financiación ante 584 proyectos de 26 países diferentes

El alcalde, Javier Ayala, admite que su vinculación pasada a Europa ha permitido este enfoque. Una de sus primeras medidas, tras desembarcar en Alcaldía en 2018, fue crear una Oficina de Proyectos Europeos al frente de la cual puso al exconcejal de Deportes Juan Carlos López del Amo, tras el éxito de la consecución del título ‘Ciudad Europea del Deporte 2019’. Hoy, el director técnico para la Gestión de proyectos de Ciudad, dependiente de Alcaldía, Juan Carlos Hernández, asume esta función. Este departamento ha permitido agilizar toda la tramitación administrativa de los proyectos financiados por Bruselas.

«En Europa hay dos cuestiones: hay prestigio y hay fondos. Como alcalde, mi obligación es llevar a mi ciudad donde hay prestigio y a Bruselas a pedir recursos. Es un sello de calidad: ser bien visto en Europa es tener más oportunidades para la ciudad, más proyección», esgrime Ayala.

Fondos europeos

El objetivo ahora, al margen de la nueva convocatoria de los fondos Next Generation del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, es optar a la Capital Europea de la Juventud en 2025. «Presentamos la candidatura porque entendíamos que hemos hecho un esfuerzo muy importante en gestión de juventud y eso nos avala», dice. Hace unas semanas, el Ayuntamiento reunió a un millar de jóvenes en La Pollina para pedirles su opinión y propuestas para dibujar el futuro de la ciudad de los próximos veinte años.

El lanzamiento de la campaña para promocionar la candidatura de Fuenlabrada a la capital europea del Deporte en 2018.

«Queremos promover la participación de los jóvenes, quienes de forma espontanea dijeron cuál es la ciudad que quieren. Me sorprendió la convocatoria y volveremos a repetirla porque creo que, cuando a los jóvenes les pones un micrófono, responden bien. Hay que conectar con ellos». En noviembre se decidirá cuál es la ciudad ganadora, entre Izmir (Turquía), Leópolis (Ucrania) y Tromso (Noruega). A falta de montante económico, la designación daría visibilidad a la ciudad.

«Es un sello de calidad: ser bien visto en Europa es tener más oportunidades para la ciudad, más proyección»

Javier Ayala

De hecho, en Fuenlabrada admiten que todas las propuestas para las capitalidades europeas son algo simbólico, pero con una importancia que trasciende debido a que abre caminos al municipio para optar a otros proyectos o programas de financiación. Eso, sumado a su «capacidad de planificación y de generar proyectos con éxito para gestionar los fondos procedentes de Europa», hacen que Fuenlabrada esté en el punto de mira de Europa. «Es un trabajo muy a largo plazo, tiene que haber mucho trabajo detrás», mantiene Juan Carlos Hernández.

De hecho, el alcalde acaba de llegar de Halifax en Canadá, donde la localidad madrileña ha sido invitada a un intercambio de experiencias para desarrollar un proyecto conjunto que permitirá integrar la metodología de empleo implementada por esta ciudad con la experiencia MILMA. Un proyecto, según el regidor, muy importante para explicar las «líneas estratégicas» de la localidad.

Arrancar fondos a Europa

Así las cosas, toda la gestión en Europa se centra en obtener fondos. De hecho, la visibilidad en el Continente ha propiciado que la localidad sea una de las que más fondos Next Generación ha recibido: son 19 millones, a los que se suman otros 10 millones en proyectos que están pendientes de aprobar, al tiempo que se prepara ya otro paquete de 7 millones para acudir a Bruselas.

De cara al futuro inmediato, estas cantidades contribuirán a financiar, sobre todo, proyectos de movilidad, otros como el Distrito Centro para reconvertir el casco antiguo o la adquisición de los primeros autobuses eléctricos para la Empresa Municipal de Transportes. «Va a suponer modernizar la ciudad y proyectarla hacia el futuro, con una transformación muy rápida», esboza el regidor.

Europa financiará buena parte de la reestructuración del Centro de la localidad, con proyectos de movilidad y construcción de nuevos accesos

De momento, el Centro contará con una financiación de 8,8 millones de euros de los fondos europeos para ejecutar siete proyectos municipales relacionados con la movilidad sostenible y los accesos en el ‘Distrito Centro’, el proyecto de reordenación del caso antiguo de la localidad, que supondrá la conexión viaria, la construcción de inmuebles municipales, la desaparición de un gasolinera o el aprovechamiento de los espacios urbanos.

El pasado mes de octubre se anunció que los proyectos, que deben estar ejecutados en 2024, incluyen en la implantación del Plan de Movilidad Sostenible de Fuenlabrada la construcción de la plataforma peatonal sobre la vía del tren, el establecimiento de zonas de bajas emisiones en el distrito Centro, la mejora de las zonas peatonales, así como el carril en la Avenida de la Hispanidad, y la adquisición de 7 nuevos autobuses eléctricos para la EMTF con el objetivo de hacer más ecológica su flota de vehículos.

La gasolinera de la zona Centro que será desmantelada dentro del proyecto de remodelación de Distrito Centro (Foto: D.G.Castillejo)

En cuanto al futuro inmediato, Juan Carlos Hernández asegura que, de cara a la planificación, trabaja en las convocatorias de final de año, con «grandes iniciativas, pero también las pequeñas». Y que, según el director, Europa está muy «interesada» en las ciudades de tamaño «intermedio» por dos motivos: porque abundan y porque tienen la posibilidad de compartir objetivos y experiencias a través de redes.

Pero Fuenlabrada importa y exporta también proyectos. De hecho, esta semana una treintena de representantes de la Red de Ciudades Europeas, Latinoamericanas y del Caribe para el Desarrollo Urbano Integrado y Sostenible (URBELAC) ha visitado la localidad para conocer de primera mano programas municipales de buenas prácticas relacionadas con las políticas de integración e inclusión, bienestar social, empleo y participación.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.