Publicidad

La Comunidad de Madrid ha puesto a disposición de niños y adolescentes en riesgo de exclusión este año casi 2.300 plazas gratuitas en campamentos urbanos, donde los menores pueden disfrutar de esparcimiento en piscinas municipales y otros entornos para una alternativa de ocio saludable en verano.

Así lo ha resaltado este jueves la consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, tras visitar la colonia urbana Pinardi, en Parla, donde ha explicado que los menores, de entre 6 y 17 años, «provienen de familias con escasos recursos y, en ocasiones, altos niveles de conflictividad y problemáticas».

Publicidad

Dancausa ha detallado que estos campamentos «son la continuación de los programas de prevención que, durante el curso, se ofrecen a los niños en situación de vulnerabilidad, riesgo y conflicto social«.

«El objetivo es que durante los meses de junio y julio disfruten de actividades y juegos al aire libre y trabajen aspectos como la responsabilidad, el respeto, el trabajo en equipo, el valor del otro o el esfuerzo», ha añadido la consejera madrileña.

Además, ha recordado que existen dos iniciativas de la Comunidad de Madrid en este ámbito: el programa de atención integral a menores y adolescentes en situación de riesgo social, conocido como Programa I+I, y la red de prevención, para la que se han firmado ocho convenios con diferentes entidades.

El Programa I+I cuenta con 375 plazas repartidas en 11 centros y atiende a menores en su propio medio de convivencia, ofreciéndoles una intervención individualizada, especializada e intensiva de carácter social y educativo para contribuir a su desarrollo personal.

La red de prevención dispone de un total de 1.912 plazas repartidas entre 54 centros, con el objetivo de promover la integración escolar y fomentar actitudes positivas y motivación hacia el aprendizaje, así como desarrollar competencias emocionales y conductuales de los niños.

La consejera ha destacado el importante papel de los trabajadores y educadores en estos proyectos, ya que, como ha subrayado, se convierten «en referentes y guías para los menores».

Reunión de las asociaciones que trabajan con la diversidad funcional en Parla/ Ayto. Parla

Centro de día

La visita de la consejera a Parla coincide con una campaña iniciada por las asociaciones ParlaTea, Adempa, Vidatea, Kapikua, Apucovip y familias del colegio de educación especial María Montessori, quienes han insistido en la necesidad de que Parla cuente con un Centro de Día con Residencia para personas con diversidad funcional.

Todas estas entidades, que representan, trabajan y atienden a personas con diversidad funcional de Parla y de otros municipios cercanos de la zona Sur de Madrid, demandan recursos públicos para sus vecinos y vecinas con necesidades especiales y han expuesto las necesidades de sus usuarios y usuarias adultos.

Estas asociaciones recuerdan que en Parla «sólo existe un centro de educación especial, el colegio María Montessori, cuyo alumnado es admitido hasta los 18 años», además de un Centro Ocupacional municipal, el Villa de Parla, para mayores de edad.

Las asociaciones se quejan de que, además de disponer de «muy pocas vacantes cada curso» en este centro, algunos de los perfiles de los chicos y chicas que terminan su etapa educativa en el centro de educación especial «requieren otras prestaciones que se dan en los Centros de Día».

«Al no existir ninguno en Parla son derivados a otros municipios, con el perjuicio que eso les ocasiona al tener que realizar largos trayectos en autobús y sin el acompañamiento necesario de personas con conocimientos sanitarios para atender crisis habituales en muchos de ellos y de ellas», reiteran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.