Publicidad

“No podemos convertirnos en gestores de pandemias”

REGIONAL / 25 JULIO 2020 / La Asociación de Directores de Institutos de Educación Secundaria de Madrid (Adimad) ha demandado a la Consejería de Educación y Juventud que considere designar personal sanitario para los protocolos de actuación ante posibles contagios o respecto de las medidas sanitarias a desplegar, debido a que es una “gran responsabilidad” para los directores que deben manejar “cientos de menores diariamente”.

“Nosotros, como directores y directoras de los centros de secundaria, no disponemos de la cualificación, los conocimientos ni la experiencia suficientes para asumir esa responsabilidad, que además no nos corresponde”: no podemos convertirnos por decreto en gestores de pandemias”, han subrayado.

Publicidad

Por otro lado, el colectivo ha criticado que las instrucciones remitidas por la Comunidad de Madrid para organizar el próximo curso escolar lleva a desplegar ratios de alumnos por aula “al límite” de la legalidad y que el “cupo” de profesores se mantiene igual.

Además, ha estimado que el número de docentes para la “atención a la diversidad se ha visto reducido drásticamente” y ha reclamado un aumento de personal de consejería y limpieza de cara a garantizar la desinfección de las instalaciones, así como el control del flujo de alumnos en pasillos y apertura y cierre de puertas.

Así lo ha trasladado esta asociación en un comunicado en relación a las instrucciones sobre comienzo del curso escolar 2020-2021 y sobre medidas organizativas y de prevención, higiene y promoción de la salud frente a la Covid-19.

Libro de Historia de España de 2º de Bachillerato en un aula tras la vuelta hoy de forma voluntaria de los alumnos 2º de Bachillerato para preparar la Evaluación de Acceso a la Universidad (EVAU) (Foto: EP)

Los directores que conforman Adimad han indicado que las instrucciones recomiendan respetar al máximo la distancia social entre los alumnos pero aprecian, sin embargo que las ratios “no bajan y no se incrementan unidades en Secundaria”, muchas llegando “al límite legal” de ’30+10′ en “todos los grupos de un mismo nivel”.

“Creemos que, más que nunca, y ante una pandemia global, bajar las ratios y, por lo tanto, aumentar el número de unidades o grupos de alumnos debería ser una prioridad”, ha desgranado la asociación.

Por otro lado, Adimad ha sostenido que el profesorado para atención a la diversidad se ha visto “reducido drásticamente” tras recibir el cupo de profesores en centros con aulas TEA (Trastorno del Espectro Autista) y en ramas como profesorado de Compensación Educativa, docentes de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, alcanzando ratios de 1 por cada 18- 20 alumnos de necesidades educativas especiales.

A su vez, estos directores de institutos creen que se requiere más personal de conserjería, “imprescindibles” para el control de pasillos, y personal de limpieza durante las mañanas.

Educación defendió que no habría reducción de docentes

Por su parte, fuentes de la Consejería de Educación aseguraron recientemente que la Comunidad de Madrid está trabajando en la actualidad en los cupos de profesores, pero “en ningún caso habrá una disminución de los efectivos, sino todo lo contrario”.

Además, la Comunidad de Madrid estudia el número de profesores que contrataría dependiendo del escenario con el que se comience el curso. También recordaron que hace unos días, el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, cifró en 3.500 el número de profesionales que se contratarían en el escenario dos en función de la evolución de la situación sanitaria.

En esta línea, desde el departamento que dirige Ossorio enfatizaron que para el inicio del curso se “incrementarán los cupos necesarios” para atender el aumento de alumnos y aulas.

En cuanto a los ratios de alumnos por clase, la Comunidad “cumple” con lo establecido en la Ley estatal y también negaron que la supresión de cupo de profesionales.

De hecho, apuntaron en la Consejería que Madrid incrementará el próximo curso escolar un 23 por ciento el número de aulas para alumnos con trastornos generalizados del desarrollo (TGD). Este aumento de recursos se traducirá en 110 nuevas aulas, hasta alcanzar un total de 591.

Durante el presente curso escolar, la Comunidad de Madrid ha destinado alrededor de 310 millones de euros para la atención a la diversidad en el conjunto de centros sostenidos con fondos públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.