El 40% de la renta disponible de las familias en riesgo de exclusión social o con problemas económicos se va a pagar los gastos de vivienda. En esta situación se encuentran casi el 60 por ciento de las familias vulnerables, según atestigua un informe elaborado por la Red Europea de lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Este documento, que hace un seguimiento de los indicaros de la Agenda 2030 entre los años 2015 y 2021, apunta a otro problema en las familias en riesgo de pobreza: la falta de espacio en la vivienda.

De esta manera, detalla que el 9% de las personas residentes en la Comunidad de Madrid habitan en una vivienda con falta de espacio, cifra que se eleva al 21,7% en el caso de las personas pobres.

Destaca el gran incremento que hubo en el 2020, año de la pandemia, con cifras que llegaron al 34,5% para los hogares pobres y el 12,1 por ciento para el resto. A pesar de la recuperación en este último año, 2021 presenta los segundos datos más elevados de la historia.

El contenido del informe revela que la tasa de pobreza se reduce en términos generales en todo el territorio español, según datos analizados hasta 2021, pero aumenta el porcentaje de personas con pobreza severa, es decir, las que ingresan menos de 530 euros al mes.

Personas viviendo en la calle en Madrid (Foto: EP)

En riesgo de pobreza

En la Comunidad de Madrid, un total de 1,45 millones de personas, el 21,6% de la población está en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que contradice los datos que reflejan que Madrid disfruta de mejores condiciones de vida que las del conjunto del territorio nacional.

Madrid tiene una renta media por persona de 14.836 euros (21.990 € por unidad de consumo), que es 2.567 euros más elevada que la media nacional y la tercera mejor del país, lo que permite que todos sus indicadores estén por debajo de las cifras medias nacionales.

Sin embargo, es también la tercera región con mayor índice de desigualdad, sólo por detrás de Canarias y Andalucía, y la cuarta que acumula más personas en riesgo de pobreza o exclusión social.

En todos estos datos ha afectado la pandemia, ya que desaceleración en el crecimiento de la renta producida durante el año de la Covid-19 ha creado un punto de inflexión en los tres grupos (mayores, adultos y jóvenes), cuya evolución ha cambiado de dirección.

En este sentido, para las personas más jóvenes la tasa actual es del 24,6 %; la de las personas entre 18 y 64 años se sitúa en el 22,3 % y la de las personas de 65 o más años, como ya se ha indicado, del 15,6 por ciento.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.