Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido, en el marco de la “Operación verano 2022” a 16 personas por robar en domicilios de la región, tras reforzar la Jefatura Superior de Policía de Madrid la prevención contra esta modalidad delictiva en cada distrito y localidad.

Los detenidos portaban numerosos útiles para la apertura de puertas así como testigos de plástico para marcarlas y saber de esta forma cuáles se encontraban vacías.

Publicidad

Fuentes de la Jefatura han explicado que, durante esta época estival, se ha establecido el dispositivo “Operación Verano 2022” con el objetivo de intensificar el despliegue policial en cada uno de los distritos y localidades madrileñas. «Uno de los propósitos principales es prevenir los robos en el interior de viviendas aprovechando la ausencia de los vecinos», han señalado.

Actuaban de noche

En el marco de este dispositivo se ha logrado la detención durante el mes de julio de 14 personas en las localidades de Coslada, Alcalá de Henares y los distrito de Hortaleza y Ciudad Lineal. En la mayoría de los hechos, los ladrones fueron localizados pasadas las 21:00 horas cuando no suele existir vigilancia de conserjes o, incluso a altas horas de la madrugada, para evitar ser detectados.

El modus operandi consistía en acceder a las comunidades o bien forzando la puerta de acceso a las mismas o llamando a los vecinos con cualquier pretexto – entrega de paquetería, comercio online…- para lograr que les abriesen el portal. Una vez en el interior marcaban las puertas con distintos elementos que les permitían descubrir qué viviendas se encontraban vacías.

Un GEO, efectivo de la Policía Nacional, con un táser (Foto: Archivo)

En numerosos casos, según Jefatura, utilizaron pequeños trozos de plástico casi imperceptibles, filamentos de silicona que colocaron entre el marco y la propia puerta o pegamento en la propia cerradura. Cuando regresaban, si estos elementos estaban intactos indicaría que la puerta no se había abierto por lo que la casa estaría desocupada.

Durante las intervenciones, los agentes comprobaron como en la huida arrojaron útiles para la apertura de puertas o numerosos trozos de plástico. También entre las pertenencias de los arrestados encontraron este tipo de elementos, así como calcetines o pañuelos donde solían esconder las joyas o dinero que robaban.

En las inspecciones realizadas por los radiopatrullas pudieron constatar cómo en los edificios donde fueron localizados algunos de los arrestados había domicilios que tenían colocados tanto los filamentos de pegamento como testigos de plástico.

Los 16 detenidos pasaron a disposición de la autoridad judicial como presuntos responsables de delitos de robos con fuerza. Además, a alguno de ellos también se le imputó el delito de falsedad documental ya que utilizó documentación falsa para evitar ser identificado por los agentes.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.