Publicidad

La exadjudicataria de recogida de basura y limpieza viaria aportó presupuestos para la reparación esencial de los vehículos municipales con un importe estimado de 437.000 € en reparaciones

PARLA / 9 MAYO 2018 / La anterior adjudicataria del servicio de recogida de basura y limpieza viaria de Parla, Garbialbi-Sadifer, comunicó ya en el año 2013 al Ayuntamiento de Parla que la mayoría de los vehículos municipales para este servicio estaban estropeados y que sufrían tal nivel de “deficiencias” y averías que éstas hacían imposible su uso, lo que forzó a la concesionaria a aportar hasta 14 vehículos propios (al margen del pliego de condiciones) y a solicitar una inversión por encima de los 437.000 euros para repararlos.

Así se desprende de la documentación a la que ha tenido acceso Noticias Para Municipios –tanto gráfica como escrita-, donde quedan de manifiesto las graves averías que sufrían hace cuatro años estos vehículos, y después de que el Gobierno local del PP afirmase recientemente que la adjudicataria dejaba el servicio entregando al Consistorio 19 vehículos en mal estado e inutilizados.

Publicidad

Lo que se desprende de la documentación es que la flota municipal ya adolecía de  deficiencias y de unas “condiciones mínimas” no aptas para prestar el servicio, según atestigua un informe de septiembre de 2013, algo que se comunicó oficialmente al Ayuntamiento parleño en cuatro ocasiones durante aquel año.

Así, en una comunicación a la concejalía de Medio Ambiente el 1 de octubre de 2014, la empresa que asumía el servicio alertaba de que “los vehículos propiedad del Ayuntamiento destinados al servicio no estaban en condiciones de correcto funcionamiento por deficiencias graves” debido al deficitario “mantenimiento durante varios años”.

Reparaciones a cuenta del adjudicatario

Esta situación obligó a Garbialdi a realizar reparaciones inicialmente (fuera del pliego de adjudicación) por importe de 98.615 euros, según las facturas presentadas el 28 de noviembre de 2013.

Publicidad

En enero de 2014, Sadifer se sumó a la prestación del servicio y calcularon, según los documentos y presupuestos de reparación aportados, que los gastos supondrían 388.866 euros. Estos gastos nunca fueron autorizados por el Ayuntamiento de Parla, según las fuentes consultadas.

Otro de los vehículos en mal estado que recibió la empresa.

Las fotos de este expediente del año 2013 muestran camiones municipales desvalijados, sin lunas ni ruedas y con las parrillas frontales destrozadas, así como barredoras-limpiadoras sin partes de la estructura o con ésta totalmente oxidadas, o vehículos de carga sin faros ni parachoques.

Por si fuera poco, cuando la empresa Garbialdi asumió la recogida de basura y limpieza viaria, tuvo que aportar vehículos propios para poder dar un servicio mínimo al municipio.

Publicidad
Para poder prestar el servicio, Garbialdi tuvo que aportar vehículos como el de la imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.