Vecinos de La Fortuna emprenden una campaña en redes sociales pidiendo oposición a un local de Cruz Roja

Instan a los residentes “a mover el culo” para impedir que el barrio se llene de “jeringuillas”

LEGANÉS / 8 JULIO 2014 / Vecinos del barrio de La Fortuna han emprendido una campaña contra la iniciativa municipal de abrir en un local cedido por la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE)  una sede de Cruz Roja.

Las cabezas visibles de los vecinos distribuyeron este fin de semana a través de las redes sociales un mensaje solicitando a los vecinos que “muevan el culo” para impedir esta infraestructura en la barriada.

Aunque desde el Gobierno local se ha informado de que el local será sede de una ambulancia adscrita al 112 y de que contará con una sala para formación de voluntarios, algunos vecinos temen que éste incluya un comedor social que pueda atraer “pobreza” al barrio.

De hecho, creen que los indigentes que recorren el barrio y que se alojan en el centro madrileño que hay al otro lado de la M-40 puedan acceder a los servicios que se ofrezcan desde este local.

Los vecinos de La Fortuna se oponen a un local de la Cruz Roja en esta zona del barrio

En el mensaje distribuido por las redes sociales, los vecinos aseguran que la zona donde se ubicará el local “se va a convertir dentro de poco en una prolongación del centro de drogadictos, indigentes y alcohólicos del M-40”.

“Ya tenemos que soportar ver esto en el parque con los niños, o el peligro por las carreteras que rodean al barrio, que cruzan como verdaderos ‘zombies’… La Fortuna volverá a ser un gueto como hace 30 años”, señalan.

Tras ello, manifiestan que no quieren tener que marcharse del barrio, pero acto seguido alertan de que no quieren “criar” a sus hijos “en un parque con jeringuillas” ni ver “cómo los abuelos no tienen coche y tienen que ir en metro a un hospital de urgencias”.

Por último, reclaman a los vecinos que “muevan el culo”, asistan a las “manifestaciones” previstas y que firmen en las hojas en las que se oponen a este centro.

Corresponsal / David Castillejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.