En la actualidad cuenta con un pequeño subsistema en el salón de actos, que está averiado y no es posible su reparación por la inaccesibilidad de la planta enfriadora

GETAFE/ 1 DE SEPTIEMBRE 2016/ El Ayuntamiento destinará 460.000 de euros a poner el aire acondicionado en el centro cívico Julián Marías de Perales del Río, que se construyó en 2008 sin esta instalación y se inauguró hace menos de dos años con un sistema de climatización del tipo todo aire, aunque solo en el salón de actos.

Según el proyecto, en la actualidad este pequeño subsistema está averiado y no es posible su reparación por la inaccesibilidad de la planta enfriadora.

La carencia de instalación de refrigeración y ventilación hace que en época estival se alcancen temperaturas muy elevadas en el interior de las distintas estancias, mientras que el aire es de muy mala calidad con ambientes muy cargados y presencia de malos olores debido a la falta de renovación del aire en espacios que, en general y debido al uso de los mismos, cuentan con una gran ocupación.

Por ello, es necesario dotar a este centro de un sistema de climatización que asegure el confort térmico y posibilite el desarrollo de las actividades en todas las dependencias en todas las épocas del año.

El centro dispone de 2.800 metros cuadrados y cuenta con sala de estudio con 48 plazas, tres salas de mayores para actividades, dos salas de movimiento, un salón de actos con 250 localidades y una sala de reuniones para las asociaciones del barrio.

Los servicios del Ayuntamiento que se prestarán en este centro incluyen una unidad del Servicio de Atención al Vecino, que facilita las tramitaciones para los vecinos del barrio. y una unidad de la Delegación de Asuntos Sociales que presta una cartera de servicios sociales enfocada a la atención social de familias, mayores y personas con discapacidad o necesidades sociales urgentes.

Un centro cívico problemático

El anterior alcalde de Getafe, Juan Soler, inauguró este centro en octubre de 2014, asegurando que se consiguió tras solucionar “múltiples complicaciones heredadas del anterior Gobierno socialista, como el retraso de siete años en la apertura o circunstancias como que la constructora se encontrara en situación de concurso de acreedores o el desacuerdo entre la Junta de Compensación del PAU-3 de Perales y el arquitecto del centro sobre pagos pendientes”.

El Ayuntamiento y la Junta de Compensación firmaron un convenio en 1997 que sólo reflejaba la obligación de construcción de un centro cívico de 1.500 metros cuadrados aproximadamente, sin especificar materiales o elementos como aire acondicionado.

Sin embargo, el Gobierno local otorgó en 2005 a la Junta de Compensación PAU-3 Perales del Río licencia de obras e instalación para un edificio de 2.259 metros cuadrados, 759 metros cuadrados más de los suscritos en el acuerdo.

El Ayuntamiento ejecutó hace cerca de tres años un aval de 5 millones de euros de la Junta de Compensación del PAU-3 de Perales del Río para, entre otros asuntos, finalizar la urbanización y las obras del centro cívico que quedaron pendientes en 2010 al entrar la empresa constructora en concurso de acreedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.