Publicidad

Tendrá lugar el 22 de noviembre con un gran despliegue de servicios de emergencia y siempre hay vecinos que residen junto a la Base Aérea que piensan que es una situación real

GETAFE/ 18 NOVIEMBRE 2016/ La Base Aérea de Getafe realizará este martes 22 de noviembre un simulacro de accidente aéreo con la participación de medios externos locales y regionales para comprobar el funcionamiento y coordinación de los diferentes medios intervinientes en situaciones de emergencia o catástrofe, según ha informado el Ejército del Aire en un comunicado.

En el simulacro, que se llevará a cabo entre las 10.30 y 12.30 horas, participarán, entre otros, el SUMMA 112, Cruz Roja, Guardia Civil, Policía Local, Policía Nacional, Protección Civil, Bomberos y Airbus Group (CI+Sanidad) en un simulacro de los que se llevan a cabo de forma periódica en la Base Aérea para comprobar los sistemas de urgencia y sacar conclusiones.

Publicidad

Además, se valora si se cumplen los plazos de intervención de los servicios de emergencia de la Base, con bomberos, Policía y personal de seguridad, junto con las ambulancias y UVI de intervención rápida del SUMMA.

Para el Ejército del Aire es importante la difusión de estos simulacros para evitar la alarma social por el gran despliegue de servicios de emergencia que se produce, ya que siempre hay vecinos que piensan que es una situación real.

Publicidad

Anterior simulacro

El último ejercicio de este tipo tuvo lugar en la Base Aérea de Getafe el pasado 23 de mayo cuando se simuló el accidente de un avión CN-235 (T-19) con 21 pasajeros a bordo que se estrellaba contra un hangar donde había trabajadores.

Publicidad

En otros simulacros se han escenificado siniestros en aterrizajes de emergencia o colisiones entre aviones, interviniendo más de un centenar de efectivos y estableciendo un hospital de campaña donde fueron atendidos los heridos.

Este tipo de ejercicios se realiza para asegurar un correcto entrenamiento y mejora en la actuación en situaciones de estas características entre los medios de la propia Base y los de organismos externos, y resulta de gran utilidad para detectar defectos del sistema, mejorar la eficacia y establecer una buena relación entre todos los servicios implicados.

En alguna ocasión se ha llevado a cabo por la noche, aspecto relevante dada la escasa luminosidad en la escena del accidente, así como por el reducido número de efectivos militares presentes en la base en horario nocturno.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *