Publicidad

Rayo Vallecano 2-0 Getafe CF, prisas y nervios para unos azulones que se la jugarán en los dos últimos partidos

El equipo de Pablo Franco recibirá la próxima jornada en el último encuentro en el Coliseum al Eibar

GETAFE/ 12 MAYO 2015/ Cinco derrotas en los cinco últimos partidos han llevado al Getafe CF a estar en una situación no alarmante pero sí delicada. Un sólo triunfo le hubiera valido para cerrar la permanencia, pero llega a las dos últimas jornadas con cinco puntos de ventaja con respecto al descenso, algo que a priori le debería servir incluso perdiendo en sus dos próximos compromisos, frente a Eibar y Real Madrid. 

Manucho adelantó a los rayistas a los 27 minutos del partido en una acción con suerte. En un centro desde el flanco izquierdo, Velázquez tocó la pelota y prácticamente sin intención acabó introduciendo el balón en la portería de Guaita. Una victoria momentánea que, aunque muy difícil, daba opciones a los rayistas de intentar luchar por la Europa League. 

Publicidad

El Getafe tenía que cambiar el chip, pero le costaba mucho ante un Rayo que acumulaba mucha posesión, más del doble que los getafenses, y en su mayoría en campo rival, la que hace daño. De esta forma, el veloz Adri Embarba, que hasta hace dos temporadas jugaba en Tercera División con el Carabanchel, hacía mucho daño a los getafenses con sus galopadas. 

La primera gran ocasión para el Getafe CF llegó a los tres minutos de la segunda mitad en una oportunidad clarísima. Escudero, en una acción sorprendente, apareció desde atrás y disparó seco, logrando Cobeño una gran intervención. No se lo esperaba Pedro León porque al rechace, con todo a favor para igualar el choque, disparó muy fácil para el meta vallecano, que con esta segunda gran intervención se ganó la ovación de su público. 

Fue un aviso pero a partir de ese momento, en un partido abonado al sopor, el Rayo se hizo con el segundo gol en un golpe de suerte. De esta forma, un ex del Getafe CF, Miku, anotó el segundo gol con un disparo cruzado desde el corazón del área. Trashorras sacó su calidad para, cuando toda la defensa azulona creía que iba a disparar, introducir un pase sublime a su compañero. 

Publicidad

Los azulones se vinieron abajo y Guaita en un mano a mano evitó que el equipo rayista marcara el tercero. Los de Pablo Franco se habían complicado de forma incomprensible.

Corresponsal / Aitor Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.