Publicidad

35 familias de las calles Chopera 2 y Huerta han decidido organizarse y plantarse ante lo que califican como «abusos» por parte del Grupo Ortiz, multinacional dueña de sus viviendas, por la subida del alquiler que están proponiendo para este mes de junio.

Los vecinos de las dos calles se han unido para negociar de manera colectiva los contratos con el objetivo de «ajustar los precios a la realidad económica» de sus hogares y, sobre todo, «a los fines sociales con los que se construyeron las viviendas». En sus comienzos, detallan desde la Asamblea de Vivienda, las viviendas eran de Protección Oficial y tenían un alquiler con derecho a compra, con un precio de vivienda social. Ahora, los vecinos se están organizando para «llegar a una negociación con el Grupo Ortiz, para conseguir que los alquileres originarios sociales se mantengan así».

Publicidad
Vecinos de las calles Chopera 2 y La Huerta, en Collado Villalba, exigen una negociación colectiva al Grupo Ortiz ante la «abusiva subida» del precio del alquiler

Así lo han explicado en una rueda de prensa Gloria y Mercedes, vecinas afectadas por la subida del alquiler, y Belén, de la Asamblea de Vivienda de Villalba. Gloria explica que llegó a su vivienda pagando 450€ en 2016 y actualmente está pagando 700€. «Ahora me piden una renovación de contrato que no procede, con una subida también, que tengo que meter una diferencia de la fianza por el IPC. Para comprarla, en los papeles ponía que eran 119.000€ y a la hora de la verdad eran 178.000€ lo que me pedían, más el resto de gastos».

Mercedes llegó a las viviendas en 2015 con un alquiler de 430€ y en estos siete años ha renovado tres veces el contrato. «En enero me subieron ya el IPC correspondiente y ahora en junio me suben el 30% y también fianza. Este mes tendría que pagar novecientos y pico euros. El alquiler se me quedaría en 647€».

Mercedes y Gloria, vecinas afectadas por la subida del alquiler, junto a Belén, de la Asamblea de Vivienda, en la rueda de prensa

Los pisos sobre los que pende una subida en algunos casos de hasta un 48%, según denuncian los vecinos, pertenecen a la gestora ‘El Arce de Villalba’, propiedad, a su vez, de la SOCIMI Grupo Ortiz. «La multinacional lleva más de medio siglo acumulando fortuna gracias a la especulación con la vivienda y varios casos de corrupción como el del 3% en Cataluña o el túnel parking de Batalla de Bailén-Honorio Lozano en Villalba», señalan desde la Asamblea de Vivienda.

«A pesar de que Grupo Ortiz construyó estas viviendas en terreno de reconocido valor medioambiental, en las calles La Chopera y La Huerta, a cambio de la promesa de ofrecer vivienda social, ahora está intentando usar la misma estrategia que siguen otros grandes tenedores como Blackstone, Caixabank o Cerberus: imponer subidas abusivas a sus inquilinas a la hora de renovar el contrato de alquiler, para así forzarlas a abandonar sus casas o asumir una nueva y excesiva renta. Sin embargo, las vecinas lo tienen claro: no van a aceptar estos abusos y van a luchar colectivamente por una renovación con condiciones justas y estables para todas», explican desde la Asamblea de Vivienda, agrupación que está apoyando la reivindicación de los vecinos.

«De momento el Grupo Ortiz no se ha puesto en contacto con ningún inquilino. Desde la Asamblea les hemos contactado para intentar mediar en la negociación, pero aún no sabemos nada de ellos», explica Belén.

Lucha para alcanzar una negociación colectiva

A la propuesta de la subida de renta, los inquilinos han respondido organizándose junto a la Asamblea de Vivienda de Villalba y el Sindicato de Inquilinas de Madrid. Los vecinos afectados se niegan a abandonar sus viviendas hasta que la propiedad asegure «condiciones de renovación dignas para todas las involucradas».

Así, además de recoger firmas para sumar el mayor número de esfuerzos posibles, han organizado el movimiento #NosQuedamos en el que 15 de las 35 familias han quedado ya fuera de sus respectivos contratos por no firmar su renovación. Desde ahora, continuarán pagando lo mismo que venían abonando, sin aceptar la «subida abusiva», explican. El resto de familias también se está organizando y apoyando la propuesta, aunque su contrato no venza hasta dentro de unos meses y avisan de que no pararán hasta que Grupo Ortiz acceda a una negociación colectiva.

Vecinos de las calles Chopera 2 y La Huerta, en Collado Villalba, exigen una negociación colectiva al Grupo Ortiz ante la «abusiva subida» del precio del alquiler

«Poniendo sus conflictos en común y colectivizando sus problemas, las vecinas de Collado Villalba plantan cara a los constantes desahucios invisibles que expulsan a las inquilinas de sus casas al forzar nuevas rentas abusivas. Dicen basta a seguir empobreciéndose mes a mes debido a alquileres desorbitados mientras los propietarios del Grupo Ortiz, Juan Antonio Carpintero López y familia, acumulan una fortuna de 220 millones de euros, ocupando el puesto nº250 en los más ricos de España. Se unen a la lucha por el derecho y el acceso a una vivienda digna para todas», rematan desde la Asamblea de Vivienda de Villalba.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.