Recogiendo las quejas vecinales en sucesivos encuentros que el equipo de Unidas Podemos, y muy en concreto la concejala portavoz, Teresa López Hervás, han tenido en el barrio, la formación morada ha elaborado una moción que se presentará el próximo jueves en el pleno de la junta de Distrito II.

Como han señalado, «los problemas de seguridad ciudadana y conflictos de convivencia vecinal, en algunas zonas de la localidad, y en especial en en Reyes Católicos son una realidad que viven los vecinos y vecinas y que hay que solventar«.

Publicidad

«Nos encontramos -aseguran- con muchas personas en situaciones de riesgo de exclusión social, sobre todo los más preocupantes son los jóvenes y menores, cuyas situaciones derivan de entornos de dificultad y conflictividad social y/o familiar«.

Así, señalan que muchos de estos jóvenes y sus familias «no pueden, no conocen o se niegan a acudir a medios normativos (pedir cita con servicios sociales, acudir a un colegio de referencia, utilizar los servicios municipales a su disposición, etc.) que les asesoren para reconducir sus circunstancias, ya sea por desconocimiento o porque la presión social o familiar hacia ellos es muy grande».

Figura del Educador/a de calle

En este punto de inflexión fue cuando a la vocal de Distrito II, junto con su equipo de Unidas Podemos se les ocurrió que la figura del educador o Educadora de Calle, presente en barrios de otras ciudades, y con algunos antecedentes en el pasado de esta ciudad, podría ser una posible solución.

La Educadora de Calle (llamado Educador en Medio Abierto en Francia) consiste en profesionales que se referencian como punto seguro o de ayuda para jóvenes con diversos tipos de problemas de integración, socialización, convivencia, pero también trabajo, ocio, consumo y estudios, entre otras cuestiones.

Su objetivo, como explican desde Unidas Podemos, es conseguir un cambio grupal, individual y en sus relaciones, que a modo de reflexión devenga en solidaridad. Los profesionales tienen el rol de generar procesos de participación cultural, resolución de conflictos, reflexión individual y toma de conciencia y de relaciones humanas.

Publicidad

“Lo peculiar es que todo el trabajo se realiza en espacios abiertos, fuera del marco institucional, concretamente el espacio de estas personas, en lo que se conoce como su zona de confort. Es un experto en los problemas concretos de ese barrio, que bajo estudio previo intenta ser el nexo de unión más eficaz entre los ciudadanos y la administración, sin llegar a sacar a estas personas que viven situaciones complicadas de su espacio habitual’”- señala López Hervás.

Es por ello que, en el acuerdo de la moción se contemplan varios puntos para poder instaurar esta figura en el Distrito II: primero, estudio de las necesidades de intervención social necesarias a pie de calle; segundo, composición de un equipo de profesionales que en colaboración con las fuerzas de Seguridad y servicios sociales doten de la información complementaria necesaria; tercero, marcaje de puntos conflictivo y trazado de un plan constante de intervención y, por último, la propia implicación de las Asociaciones de Vecinos del barrio, AMPAS y cualquier particular que se vea afectado y quiera participar.

Publicidad

“Se trata de un primer paso en el trabajo de soluciones para los conflictos vecinales, no nos vamos a quedar ahí, ya que seguiremos abordando y colaborando mano a mano con los vecinas y vecinas del distrito, las cuestiones de seguridad ciudadana son una prioridad en el barrio” finaliza Teresa López, vocal del distrito y concejala portavoz del grupo municipal Unidas Podemos – IU.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.