El Ayuntamiento ha terminado de pagar la deuda municipal contraída por el anterior Gobierno local, liderado por Baltasar Santos (PP)

NAVALCARNERO/ 13 OCTUBRE 2020/ El Ayuntamiento de Navalcarnero ha terminado de pagar la deuda municipal contraída por el anterior Gobierno local, liderado por el exalcalde Baltasar Santos (PP), con las empresas concesionarias de la gestión de las dos residencias municipales, que ascendía a más de dos millones de euros.

Se trata del pago por los servicios prestados en estas residencias con anterioridad a julio de 2015, un dinero que fue ingresado a través de subvenciones por la Comunidad de Madrid en las arcas municipales, pero que “el Gobierno de Baltasar Santos lo desvió a otros pagos, cometiendo un presunto fraude”.

El Gobierno del PP no pagaba a estas empresas, a pesar de que la Comunidad de Madrid transfería mensualmente el dinero al Ayuntamiento, y éste lo destinaba a pagar nóminas de los empleados municipales, granito o cuevas”, han insistido desde el Consistorio, ahora gobernado por el PSOE, en una nota.

Desde el Ayuntamiento subrayan que “han sido muchas las dificultades con las que han tenido que lidiar desde julio 2015 respecto de la deuda dejada por el anterior Gobierno municipal” a las empresas que gestionaron las residencias municipales entre junio de 2013 y junio de 2015.

En primer lugar, el Consistorio hubo de hacer frente con sus recursos a distintas sentencias que fueron llegando desde el año 2016 por las que se condenó al municipio a pagar varias cantidades en concepto de intereses de demora o intereses de facturas impagadas entre junio y diciembre de 2015.

Además, recuerdan que, como consecuencia de los impagos de las numerosas facturas, una de las empresas dejó de prestar el servicio en una de las residencias, debiendo hacerse cargo del mismo el propio Ayuntamiento hasta nueva adjudicación, si bien, las comidas se encargaban a una empresa.

El exalcalde Baltasar Santos (PP)

Más impagos

Estas comidas tampoco fueron pagadas por el Consistorio entre enero y mayo de 2014. Ello motivó una nueva demanda de Servicios Hosteleros Marín, por la que el Ayuntamiento fue condenada en 2016 a pagar 71.906,54 euros, incluidos intereses y costas”, añaden desde el Consistorio.

Además, los impagos a diferentes empresas gestoras de residencias “se continuaron acumulando entre mayo de 2013 y junio de 2015”, dejando más facturas impagadas a las empresas concesionarias de la gestión de las dos residencias municipales: 954.918,04 euros a UTE ASM-Lagunduz Residencial Navalcarenro y 647.848,85 euros a Sanivida S.L.

En estos últimos casos, el Consistorio, a través de su Concejalía de Hacienda, logró alcanzar diversos acuerdos de pago mediante fraccionamientos, “evitando con ello demandas judiciales de las empresas, el pago de intereses y costas que hubieran conllevado las sentencias”.

Finalmente, en este mes de octubre de 2020, el Ayuntamiento “ha pagado el último plazo de esos fraccionamientos, quedando por tanto liquidada la totalidad de la deuda de facturas anteriores a julio de 2015 en concepto de gestión de las residencias municipales”, que ascendía, en total, a 2.069.456,68 euros más intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.