El Summa mantiene que se actuó con “diligencia” y siguiendo los protocolos

NAVALCARNERO / 7 NOVIEMBRE 2019 / La Inspección Sanitaria de la Comunidad de Madrid “está revisando” la conversación telefónica por la llamada al Summa 112 de una madre ante la emergencia de su hijo de 23 años en 2018, quien se estaba atrangantando y terminó falleciendo por asfixia.

El consejero regional de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado en la Asamblea de Madrid que ya hay un informe preliminar, en alusión al análisis que concluye que se siguió el protocolo y las guías de actuación establecidas.

Publicidad

“Hemos activado toda la colaboración para determinar la actuación de ese profesional”, ha agregado Ruiz Escudero sobre el médico que aparece en la conversación.

Publicidad

Con “diligencia”

Por su lado, el SUMMA 112 ha asegurado que sus profesionales actuaron “en todo momento con diligencia y profesionalidad”, con conformidad a los protocolos y ha señalado que sus recursos móviles tuvieron unos tiempos de respuesta óptimos en el caso del joven de Navalcarnero fallecido.

El SUMMA 112 ha lamentado el “triste desenlace” y “comprende el padecimiento de estos padres tras el fallecimiento de su hijo”, para recalcar que en esta intervención puso a disposición del paciente todos los recursos materiales y humanos disponibles en un Servicio de Emergencias Extrahospitalarias para prestar una asistencia precoz a este joven, qué “lamentablemente” falleció posteriormente en el hospital.

Publicidad

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *