Publicidad

Un funcionario de la prisión de Navalcarnero sufrió la amputación parcial de una oreja tras recibir un mordisco de uno de los presos

NAVALCARNERO/ 23 JULIO 2018/ La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) solicitará mañana una reunión urgente con el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Angel Luis Ortiz, después de “la brutal agresión” sufrida ayer por un funcionario de prisiones en el Centro Penitenciario de Navalcarnero.

Desde CSIF pedirán en dicha reunión que “se refuercen las medidas de seguridad” en los centros penitenciarios y que “se agilice” el desarrollo de la figura de agente de autoridad para los funcionarios de prisiones, después de que en los últimos meses se hayan producido numerosas agresiones por parte de varios presos.

Publicidad

La última de ellas tuvo lugar este mismo domingo, cuando un funcionario de la prisión de Navalcarnero sufrió la amputación parcial de una oreja tras recibir un mordisco de uno de los presos, teniendo que ser trasladado al Hospital 12 de Octubre. El funcionario ha llegado a perder el pabellón auditivo tras sufrir la agresión y ha tenido que ser sometido a una cirugía plástica para reconstruir la oreja.

Además, hasta otros cuatro funcionarios más sufrieron contusiones, golpes en la cara, costillas y diversas lesiones que requirieron atención médica en el centro y el posterior traslado al Hospital 12 de Octubre, como consecuencia de la violencia ejercida por este interno.

CSIF, que ha deseado una pronta recuperación a los funcionarios, ha lamentado que estos hechos hayan tenido lugar “teniendo en cuenta que el pasado día 13 de julio se produjo otro suceso similar, cuando un interno agredió a varios funcionarios en un traslado a la enfermería”, según destacan en un comunicado.

Publicidad

Reunión con Instituciones Penitenciarias

Por este motivo, CSIF pedirá mañana, además de agilizar el desarrollo de la figura de agente de autoridad a para los funcionarios de prisiones, que “se refuercen las medidas de seguridad en las prisiones y que se aumenten las plantillas de funcionarios”.

“Desde CSIF exigimos a los nuevos gestores que de una vez por todas solucionen la alarmante falta de efectivos que aquejan a nuestras prisiones, que encaren una política tendente solucionar este déficit, y que tomen conciencia de la necesidad de proteger a todos los profesionales del ámbito”, añaden desde el sindicato.

Además, para CSIF resulta “determinante” la aplicación “rigurosa” del Protocolo específico de actuación frente a las agresiones dentro del ámbito de los Centros Penitenciario (PEAFA), que consiste en “el inmediato traslado del interno agresor a un Centro con las condiciones de seguridad para evitar su conducta agresiva”.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.