Publicidad

Pozuelo de Alarcón ha sido uno de los primeros municipios madrileños en anunciar que no celebrará sus tradicionales fiestas de septiembre en honor a Nuestra Señora de la Consolación para evitar la propagación de la Covid-19.

En un mensaje en redes sociales, la alcaldesa de la localidad, Susana Pérez Quislant, ha anunciado que por segundo año consecutivo se suspenderán las fiestas patronales.

Publicidad

La regidora ha argumentado que el objetivo es «evitar aglomeraciones de personas y, por tanto, la propagación del virus durante los festejos».

Publicidad
Manos de un paciente del Hospital de Emergencias Isabel Zendal (Foto: E.Parra/Ep)

«La salud de los vecinos es mi máxima prioridad y, por tanto, este año tampoco celebraremos las fiestas de la Virgen de la Consolación. Os agradezco la comprensión y la colaboración y os pido un último esfuerzo, cumpliendo escrupulosamente las normas, para acabar con el virus», ha escrito.

La localidad registra una incidencia acumulada a 14 días de 1.086,4 casos por cada 100.000 habitantes, la más alta de la región, según el último informe de la Consejería de Sanidad correspondiente a la semana del 19 al 25 de julio.

Publicidad

Además, la incidencia a 7 días, que marca la tendencia del comportamiento del virus, es de 488,7 y se sitúa también a la cabeza a nivel regional.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.