Publicidad

Un vecino de Casarrubios del Monte, una localidad toledana al suroeste de la región, ha hallado en la mañana de este martes el cadáver de una persona que podría corresponder al de Isabel del Castillo Hortelano, la mujer de 57 años con Alzheimer que desapareció en la localidad de Navalcarnero hace un mes.

Según han informado fuentes policiales, el cadáver ha sido hallado en un camino abierto situado a unos 20 kilómetros de Navalcarnero, localidad en la que vieron a Isabel del Castillo por última vez el 19 de agosto en una zona de autobuses.

Publicidad

Si se confirma que se trata del cadáver de Isabel, posiblemente se hubiera desorientado por su enfermedad y hubiera acabado allí, alejada de la gente y sin posibilidad de ayuda, apuntan estas fuentes.

Hasta el lugar donde se ha localidazo el cadáver se han desplazado agentes del Laboratorio de Criminalística de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo, que todavía no han identificado los restos humanos encontrados, ni de momento puede determinarse su sexo o edad aparente.

Fuentes policiales insisten en que el cuerpo sin vida estaría en avanzado estado de descomposición, por lo que el trabajo policial será minucioso para confirmar lo que se sospecha. Por su parte, serán los forenses los que a través de la autopsia y otras pruebas toxicológicas determinarán cuándo y cómo murió esa persona.

Isabel del Castillo Hortelano, una mujer de 57 años con Alzheimer residente en el municipio de Navalcarnero, ha desaparecido

Un mes de búsqueda

Según denunciaron sus familiares hace un mes, Isabel desapareció a las 20.00 horas del 19 de agosto, un viernes caluroso, tras salir de su casa y dirigirse hacia una rotonda de un parque municipal de Navalcarnero, tal y como recoge una de las cámaras de videovigilancia municipal de esa avenida.

Desde entonces, sus hijas, otros parientes y amigos la han buscando sin descanso, rastreando las zonas aledañas y colocando numerosos carteles por diversos puntos de la región, también por la capital, porque pensaban que quizá podría haber cogido algún autobús hasta Madrid.

Durante el último mes se han inspeccionado polígonos industriales y se ha buscado a Isabel, por los ríos y campos cercanos y por localidades próximas a Navalcarnero como El Álamo.

Además, el pasado día 6 más de 200 voluntarios junto con un potente despliegue de la Guardia Civil, miembros de Protección Civil y policías locales buscaron a la desaparecida por una extensa zona de Navalcarnero, aunque no encontraron ninguna pista ni ropa perteneciente a Isabel.

En los carteles de búsqueda se recuerda que la desaparecida mide 1,65 metros de estatura, tiene una complexión normal, su pelo es de color rubio y canoso, y tiene los ojos de color marrón. Además, utiliza gafas de ver. Tiene Alzheimer incipiente desde hace dos años, por lo que puede tener muchos momentos de demencia y desorientación y otros pocos de lucidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.