Publicidad

Decenas de vecinos de Parque Coimbra, una urbanización alejada del núcleo urbano de Móstoles, se han concentrado este lunes a las puertas del complejo Cobra Sport Club, «la única instalación deportiva» existente en la zona para exigir «una solución urgente» para evitar su cierre.

Publicidad

Los vecinos se han echado a la calle después de que hace unas semanas la empresa concesionaria del complejo deportivo comunicara tanto a sus trabajadores como sus usuarios que tenía intención de rescindir el contrato de concesión el próximo 30 de junio, lo que significaría el cierre de este centro.

Publicidad

Los manifestantes insisten en que este complejo es «la única instalación deportiva» existente en la citada urbanización, que está «muy alejada del núcleo urbano», además de que no solo ofrece servicios deportivos, sino también «servicios terapéuticos y de salud».

Publicidad

Desde formaciones como Ciudadanos y el PP se ha instado al Gobierno municipal, formado por PSOE y Podemos, a que «se haga cargo temporalmente» de la gestión del complejo deportivo de Parque Coimbra antes de que la empresa concesionaria rescinda el contrato de concesión, previsto para el próximo 30 de junio.

«Si el Ayuntamiento no aporta solución alguna, más de 12.000 vecinos se quedarán sin acceso a servicios deportivos, ya que esta es la única instalación deportiva del distrito«, denuncian desde el PP, donde ya llevaron al último Pleno municipal una propuesta para que se mantenga el servicio, aunque fue rechazada.

En este sentido, la portavoz del PP, Mirina Cortés, ha solicitado al Gobierno municipal que reanude las negociaciones con la empresa adjudicataria para «poder alcanzar un acuerdo que no perjudique al Ayuntamiento», ni tampoco a los puestos de trabajo que quedarían en el aire el próximo 30 de junio.

«Si es inviable, pediremos iniciar por la vía de urgencia los trámites para resolver el actual contrato e iniciar el proceso para un nuevo concurso público con el objetivo de que este barrio no se quede sin la única instalación deportiva que existe», ha añadido Cortés.

En ese posible marco, el PP también solicita que «el nuevo pliego incorpore una cláusula que posibilite la incorporación de la actual plantilla de trabajadores que prestan servicio al complejo deportivo«.

Además, reclama que el Ayuntamiento «intervenga la concesión, bien por los medios propios o a través de un tercero, hasta que se formalice el nuevo contrato, con el fin de que los vecinos de Coimbra puedan seguir accediendo a los servicios deportivos, de salud y terapéuticos del complejo deportivo».

Vecinos de Parque Coimbra protestan ante el posible cierre del complejo deportivo/ Ciudadanos Móstoles

Una concesión del PP

Desde el Gobierno municipal ya señalaron hace unas semanas que la concesión del servicio con la empresa Cobra Sport Club Coimbra «se firmó en 2006», estando el PP en el Gobierno, «por 40 años» y que «la empresa lleva reclamando renegociar las condiciones desde 2010, porque según ella, le resulta deficitaria».

«Este Gobierno ya le ha comunicado que el cierre unilateral que plantea incumple los términos de la adjudicación que firmó con el Gobierno del PP y, por lo tanto, no se ajusta a la legalidad», insistió a Noticias para Municipios el edil de Deportes, Carlos Rodríguez, quien achaca estos problemas a «un signo de la herencia de la corrupta gestión del PP».

El concejal ha explicado que la empresa concesionaria «basó su viabilidad en un estudio irreal que solo se sostenía con las expectativas de crecimiento urbanístico que iba a provocar el tren de Móstoles a Navalcarnero, un megaproyecto fantasma investigado por corrupción, y que nunca se terminó».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.