Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres individuos por asaltar a un varón para sustraerle una cadena de oro en la localidad madrileña de Móstoles, imputándoles la comisión de un delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa.

Los detenidos, que actuaron en grupo, pretendían sustraer la joya que la víctima llevaba en el cuello, cuando éste se disponía a abandonar una estación de metro del municipio, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en una nota.

Las detenciones se han producido dentro del marco de la ‘Operación Tala’, que tenía como finalidad el control preventivo de un punto negro establecido en la localidad, por lo que se les imputan además, los delitos de usurpación de vivienda y defraudación de fluido.

Los hechos se remontan a finales de julio pasado, cuando un joven que se acababa de apear del metro y se disponía a abandonar la estación, fue interceptado por un individuo, acompañado por otros dos, que mientras le realizaban una zancadilla, aprovechó para darle un fuerte tirón de la cadena de oro que llevaba en el cuello.

Afortunadamente, el denunciante consiguió zafarse y huir, llevándose consigo su joya, momento en que los agresores emprendieron la huida hacia la calle.

La investigación de estos hechos obtuvo resultados gracias al dispositivo establecido en la denominada ‘Operación Tala’, que tenía como finalidad el control preventivo de un punto negro establecido en la localidad, ante la posible comisión de hechos delictivos, y que aportó a los agentes información clave para su esclarecimiento.

Un grupo de agentes del Cuerpo Nacional de Policía (Foto: Ep)

Operación Tala

Este operativo, que dio comienzo el pasado día 22 de julio, vigilaba una vivienda ocupada por un grupo de personas, delincuentes habituales y reincidentes con múltiples antecedentes por todo tipo de delitos.

Se dio la circunstancia de que agentes desplegados en este operativo identificaron esa misma noche, minutos después, a un grupo de individuos a la entrada del domicilio ocupado, que se encontraba a escasos metros de donde habían sucedido los hechos. Entre ellos se encontraban varios varones que se correspondían con las características de los artífices del robo, aportadas por la víctima.

Tras la investigación llevada a cabo, los agentes lograron la identificación de los autores del hecho, procediendo posteriormente a la detención de tres individuos, a los que se les imputa, además del delito de robo con violencia e intimidación, los delitos de usurpación de vivienda y defraudación de fluido eléctrico.

Tras su puesta a disposición judicial, se decretó para los tres su inmediato ingreso en prisión, además de que el legítimo propietario de la vivienda ‘okupada’ ha recuperado la posesión de su casa, consiguiendo con esto desmantelar este punto negro en la localidad y poner fin a la ‘Operación Tala’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.