Un agente de la Policía Municipal tuvo que ser trasladado este domingo al Hospital Universitario Rey Juan Carlos

MÓSTOLES/ 31 MAYO 2021/ Un agente de la Policía Municipal de Móstoles tuvo que ser trasladado este domingo al Hospital Universitario Rey Juan Carlos tras resultar herido en el desalojo de una fiesta/concierto ilegal en el centro social ‘okupado’ La Casika, donde se detuvo a tres personas y se identificó a otras 63.

Los hechos ocurrieron en la tarde de este domingo, cuando, según han confirmado a Noticias para Municipios fuentes municipales, se recibieron varias llamadas a través del 092 por ruidos y molestias producidos por «una fiesta ilegal que tenía lugar en el centro ocupado», situado en la calle Montero de la localidad.

Publicidad

Dos agentes de Policía Municipal se desplazaron entonces al lugar para «mediar entre los asistentes a la fiesta y los vecinos» y requerir a los organizadores que «cesaran con la actividad», para la que el local «no tiene autorización», además de que se excedía el aforo.

«Cuando la Policía intentó entrar para llamarles al orden, les cerraron la puerta y agredieron a dos policías. A uno de los agentes le aplastaron la pierna con la puerta«, añaden estas fuentes, que recalcan que el agente tuvo que ser trasladado al hospital Rey Juan Carlos por «diversas contusiones».

Tres detenidos

Como consecuencia de esta agresión, tres personas fueron detenidas y puestas a disposición judicial, acusadas de atentado a los agentes de la autoridad y, en la misma intervención «se identificó a 63 personas presentes en la fiesta, en la que además había varios menores».

Publicidad

Desde el Ayuntamiento insisten en que la intervención en el local se produjo cuando «la Policía intentó identificar al agresor/agresores del agente herido, al ser un delito», pero que estos «se negaron» a identificarse y bloquearon las puertas del centro, por lo que tuvieron finalmente que «entrar a la fuerza».

Formaciones como Más Madrid Ganar Móstoles y Podemos -que Gobierna junto al PSOE-, han pedido explicaciones por esta actuación policial en La Casika, que en la mañana del domingo había celebrado una manifestación ante la amenaza de desalojo que enfrenta este espacio autogestiando que cuenta con más de 23 años de historia.

El pasado 27 de marzo, estando vigente el estado de alarma, ya se intervino en este mismo lugar por otra fiesta ilegal, desalojando en aquella ocasión a 70 personas de forma ordenada y pacífica, según han recordado desde el Consistorio.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *