Han empleado más de 22.000 horas de voluntariado para ayudar a dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía

MÓSTOLES/ 17 JUNIO 2020/ La Agrupación de Protección Civil en Móstoles ha llevado a cabo, desde el 20 de marzo y hasta el 11 de junio pasado, un total de 3.880 actuaciones en la localidad, en las que han empleado más de 22.000 horas de voluntariado para ayudar a dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía.

Su labor se ha centrado sobre todo en la atención a personas mayores, uno de los colectivos más vulnerables frente a la pandemia y el que más limitado ha visto sus salidas a la calle, a los que los voluntarios de Protección civil han ayudado con la compra de alimentación y medicamentos.

La agrupación local también han colaborado en el reparto de comida a los más necesitados y en la distribución de mascarillas a los ciudadanos y de material sanitario a las residencias de Móstoles, además de cooperar en las emergencias activadas por el SUMMA, Bomberos, Policía Nacional y Policía Municipal.

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse (PSOE), que ha realizado una visita a la base de Protección Civil, ha reconocido “la importante labor” que han llevado a cabo estos voluntarios en el municipio, ayudando a dar respuesta a las necesidades que han ido surgiendo durante el estado de alarma.

Anterior reparto en la estación de Móstoles Central/ Ayto. Móstoles

Punto Omega y limpieza

En su ronda de reconocimiento a los trabajadores y voluntarios que han desarrollado una función esencial durante esta emergencia sanitaria, la alcaldesa ha querido también dar las gracias a los representantes de la Asociación Punto Omega, responsable del Centro de Emergencia Social, que atiende a 68 personas sin hogar.

Posse ha recordado que estaba previsto que esta asociación finalizase su campaña de frío el pasado de 21 de marzo, aunque dadas las excepcionales circunstancias, se decidió ampliar su servicio hasta que se desactive el estado de alarma.

La regidora socialista ha visitado también el área de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos (RRSU), donde ha hecho un reconocimiento a la labor del los trabajadores de limpieza, que durante la crisis han reforzado las labores de desinfección y limpieza en el municipio para ayudar a contener la expansión de la COVID-19.

Desde el inicio del estado de alarma, estos trabajadores han efectuado, dentro de este plan especial frente al coronavirus, cerca de 17.000 actuaciones de desinfección en aceras, vías y espacios públicos, contendores de basura y zonas sensibles como hospitales, centros de salud o supermercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *