El Hospital Universitario de Móstoles organizará el próximo sábado 19 de noviembre una nueva jornada de vacunación para la población general, donde se inocularán masivamente primeras, segundas y terceras dosis de vacunas frente a la covid-19, aunque será necesario cita previa.

Desde el centro sanitario han señalado que con estas jornadas se intenta «facilitar la accesibilidad a los puntos de vacunación y llegar a las personas que todavía no han completado la pauta de vacunación», así como informar de «una enfermedad sigue existiendo u está cerca de nosotros».

Para poder asistir a la jornada de vacunación y recibir cualquiera de las tres dosis, será necesario reservar cita previa, como hasta ahora, entrando en la aplicación habilitada a tal efecto por la Consejería de Sanidad o en la siguiente página web: https://gestiona3.madrid.org/CTAC_CITA/VACUNAS.

Desde el Hospital recuerdan que las personas de más de 60 años, que ya se hayan puesto la primera y segunda dosis, deberán continuar su proceso de vacunación en los centros de salud de Atención Primaria, donde también se está vacunando a los grupos de riesgo, entre los que se incluyen las mujeres embarazadas.

En este sentido, desde el centro sanitario también quieren hacer especial hincapié en los beneficios de la vacunación de la mujer embarazada y también durante la lactancia materna, despejando algunas dudas creadas en torno a la posible afectación al feto o al lactante de la vacuna.

Una mujer amamantando a su hijo

También en la lactancia

El Hospital recuerdan que «el clima de incertidumbre en las primeras fase de la pandemia, las medidas recomendadas antes de poder disponer de evidencia científica y un menor contacto directo de las madres con los profesionales sanitarios provocaron durante la pandemia un descenso de la tasa de lactancia materna«.

«La preocupación y el desconocimiento en aquellos momentos de la posibilidad de que el virus se transmitiese a través de la leche materna, o por el simple contacto cercano entre la madre y el bebé pusieron en peligro la lactancia y la salud materno-infantil», han añadido desde el centro.

Sin embargo, añaden que, actualmente, tanto la Organización Mundial de la Salud como las sociedades científicas insisten en la necesidad de recuperarla y potenciarla, por lo que las madres lactantes «pueden y deben vacunarse sin abandonar la lactancia materna porque la vacuna, tanto en embarazo como durante la lactancia materna, protege a madre e hijos».

«Hoy tenemos la certeza de que la lactancia materna no trasmite el virus, su capacidad infectiva es muy baja«, reiteran, y aunque señalan que es importante que «la madre siga medidas higiénicas como el uso de mascarilla y el lavado de manos», pero «no debe renunciar a pasar a su hijo beneficios como los anticuerpos que haya adquirido con la vacunación».

Además, recalcan que «la separación del bebé de su madre no evita que la enfermedad puede ser trasmitida por otros cuidadores, y se sabe ya que los bebés no amantados son más vulnerables a la enfermedad».

«La leche materna contiene más de 300 nutrientes y cantidades exactas de grasas, azúcares, agua, proteínas y vitaminas que el bebé necesita para crecer y desarrollarse. Pero más allá de eso son muchos los beneficios que aporta tanto al bebé como a la madre», concluyen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.