Publicidad

El Consistorio asumió el 12 de junio la gestión del mantenimiento de edificios públicos y colegios tras rescindir el contrato con Cofely

MÓSTOLES/ 21 JULIO 2020/ El Ayuntamiento de Móstoles ha anunciado que, desde que el 12 de junio pasado finalizara toda relación contractual con Cofely, se han realizado más de 290 actuaciones para acondicionar las instalaciones de los centros educativos públicos de la ciudad.

Se trata de unos trabajos que venían demandando tanto las direcciones de los CEIP y escuelas infantiles como las AMPA de los centros educativos y que tienen como objetivo “garantizar la seguridad y el bienestar de los menores”.

Publicidad

Las actuaciones, realizadas entre el 5 de junio y el 15 de julio, se incluyen dentro del plan de finalización de los trabajos que Cofely dejó inconclusos antes de que el Ayuntamiento de Móstoles rescindiera su contrato.

Las obras de mejora y rehabilitación se han acometido en el área fontanería, carpintería, electricidad, pintura, cerrajería y albañilería. Los operarios de los distintos oficios están finalizando las actuaciones previstas, además, durante los trabajos realizan también una evaluación visual del estado de las instalaciones y toman nota de las obras menores que puedan realizarse durante este periodo no lectivo.

Entre las actuaciones acometidas se encuentran el acondicionamiento del edificio anexo al CEIP Antonio Hernández en el que se ubica la biblioteca y la AMPA, la reparación de las barandillas en el patio del CEIP Salcillo-Valle Inclán, el arreglo de 16 persianas en el CEIP Gabriel Celaya, reparaciones en las instalaciones del Margarita Xirgu, la reparación de varios aseos en el CEIP Andrés Segovia…

Publicidad
Los técnicos de mantenimiento trabajando en uno de los colegios/ Ayto. Móstoles

Rescisión con Cofely

El Consistorio ha asumido la gestión directa del mantenimiento de edificios públicos tras dar por concluido el contrato con Cofely suscrito en suscrito en 2014 por el exalcalde del PP Daniel Ortiz por más de 77 millones de euros, el cual está siendo investigada desde 2014 por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, dentro de la trama Púnica.

Desde el Consistorio iniciaron el proceso para la rescisión de este contrato en diciembre de 2018 ante la “grave desatención de las necesidades de mantenimiento de instalaciones, centros educativos y edificios públicos, al margen de los costes inasumibles cuyos beneficios para terceros desentrañan actualmente los tribunales”.

Para ello, el Ayuntamiento ha contratado a 36 trabajadores (albañiles, fontaneros, pintores, carpinteros, cerrajeros, electricistas) y ha adquirido, además, una decena de vehículos para cubrir el servicio, haciéndose cargo de la compra de herramientas y equipamiento para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Publicidad

El Consistorio se encargará también del mantenimiento y los costes de la electricidad de 155 edificios públicos (incluidas las escuelas públicas), la instalación de gas de 60 de ellos, 130 instalaciones térmicas y 6 fotovoltaicas, más de 1.900 extintores y más de 600 elementos de detección y actuación ante incendios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.