Entre las principales quejas destacan la escasa frecuencia, tanto de ida como de vuelta, de la línea 534, que “actualmente es irrisorio”

MÓSTOLES/ 27 SEPTIEMBRE 2017/ Varios vecinos del barrio de Parque Coímbra de Móstoles, una urbanización alejada del núcleo urbano, han comenzado una campaña de recogida de firmas a través de ‘change.org’ para exigir la mejora del servicio de los autobuses que pasan por la zona, fundamentalmente la línea 534, y que aumenten sus frecuencias.

Estos vecinos insisten en varias cartas -que pretenden hacer llegar los Ayuntamiento de Móstoles y Madrid, al Consorcio Regional de Transportes y a la empresa Arriva de Blas- en que el transporte público -“una de las grandes necesidades que tiene el barrio”, dicen- es “bastante insuficiente”.

Publicidad

Entre las principales quejas destacan la escasa frecuencia, tanto de ida como de vuelta, de la línea 534, que “actualmente es irrisorio”, por lo que “muchos vecinos se ven obligados a optar por alternativas” como la 528, que viene de Navalcarnero, o la 539, que llega de El Alamo, que les dejan “muy lejos de casa”.

“Teniendo que caminar, ya sea con altas temperaturas de verano o las inclemencias meteorológicas del invierno, y pagando la misma tarifa que otras localidades limítrofes con mejores frecuencias”, reiteran en su denuncia a través de la campaña de recogida de firmas en ‘change.org’.

En este sentido, también solicitan la instalación de marquesinas en las paradas con mayor afluencia de usuarios “para que la espera sea más confortable”, así como la incorporación de un autobús nocturno desde Madrid o “alargar el paso hasta Parque Coímbra de los que llegan a Móstoles”.

Publicidad
El concejal de Hacienda y Movilidad, Javier Gómez (PSOE)

El Ayuntamiento trabaja sobre ello

El concejal de Hacienda y Movilidad, Javier Gómez (PSOE), ha señalado que siguen trabajando en “mejorar tanto las frecuencias como el servicio que se da en este y en el resto de barrios de la ciudad”, ya que para el Ayuntamiento de Móstoles “el transporte público es esencial”.

“Es verdad que tenemos que seguir trabajando en la mejora de frecuencias, algo que tenemos pendiente también en la 534; así como en la hora punta de la 523 y 521, de la que recientemente he tenido que atender mensajes de vecinos que ven cómo pasan varios autobuses hasta que pueden cogerlo”, ha reconocido.

El edil de Movilidad ha avanzado que existe una línea de trabajo abierta con el Consorcio Regional de Transportes -a quien corresponde la mayor parte de financiación de las líneas interurbanas-, por lo que esperan “seguir avanzando” en los próximos meses para atender a las reclamaciones de los vecinos.

Publicidad

Respecto al caso concreto de la línea interurbana 534, Gómez, ha recordado que recientemente se amplió su recorrido con la instalación de dos nuevas paradas en Parque Coimbra y que intentaron que fuese mayor dentro del propio distrito, pero que por las dimensiones de los autobuses “hay zonas por las que no puede pasar”.

“Estamos viendo cómo funcionan las dos paradas que hay, para a partir de ahí diseñar las plataformas para su instalación”, ha añadido, indicando que respecto al asunto del autobús nocturno, a pesar de ser “prioritario”, se enfrentan “al bajo número de usuarios”, aunque precisa que es está “encima de la mesa”.

Por último, Gómez se ha mostrado a “disposición de cualquier vecino o asociación que quiera abrir líneas de trabajo en el seno del Consorcio Regional de Transportes para conseguir mejoras” y que, no obstante, desde la Concejalía seguirán elaborando estudios para poder “argumentar las peticiones ante el Gobierno regional”.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *