Publicidad

El Ayuntamiento de Móstoles ha finalizado, a través de la Concejalía de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos, la segunda fase de las obras de remodelación, tratamiento y acondicionamiento del barrio de Cerro Prieto. Tan solo queda la colocación de una barandilla de seguridad en la rampa de accesibilidad para personas con movilidad reducida que se ha realizado.

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, junto al Concejal de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos, David Muñoz, ha visitado esta semana Cerro Prieto para conocer el resultado de las actuaciones. En la visita también han estado presentes algunos vecinos y vecinas del barrio, quienes desde hace años demandaban la remodelación y mejora de esta zona perteneciente a la Junta de Distrito 3 Sur-Este.

Publicidad

«Con este nuevo proyecto, seguimos avanzando hacia la rehabilitación total de la zona, que además de mejorar el tránsito peatonal y estancial, proporciona una mejora sustancial en el entorno urbano de los vecinos y vecinas de Cerro Prieto», ha señalado la Alcaldesa.

La Concejalía de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos está llevando a cabo una remodelación integral de Cerro Prieto, mejorando el tránsito peatonal y la accesibilidad, así como el estado actual que presentan las aceras en el eje de la calle Badajoz y la calle Baleares.

En esta segunda fase se ha seguido utilizando el hormigón impreso como elemento común del pavimento y se ha instalado un nuevo sistema de iluminación conforme a la normativa vigente y con tecnología LED para mejorar el alumbrado de la zona. Además, se ha dotado al espacio de aparatos biosaludables, se ha instalado una rampa de acceso y se ha habilitado un paso para que puedan acceder los vehículos de emergencia.

Segunda fase de la remodelación y acondicionamiento del barrio de Cerro Prieto/ Ayto. Móstoles

Primera fase

Además, se ha renovado el acerado del entorno acorde con la renovada plaza, cuyas obras se llevaron a cabo el año pasado en la primera fase de este proyecto, en el que se eliminaron barreras arquitectónicas, se renovó el alumbrado público y la red de alcantarillado, se instaló nuevo mobiliario urbano, arbolado y un área de juegos infantiles.

Publicidad

En primer lugar, se eliminaron los parterres existentes, de forma que se evite la acumulación de basuras y excrementos caninos, procediendo a sustituir el solado y terrizo existente por hormigón impreso de diferentes diseños, lo que permitirá diferenciar las zonas de descanso de las de tránsito peatonal.

Posteriormente, se creó una zona de adoquín europeo negro, destinada fundamentalmente al tránsito peatonal, y otra de piedra irregular albero, que cubrirá la zona de descanso, sin generar ningún tipo de escalonamiento, lo que permitirá transitar libremente por toda la plaza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.