La Policía Nacional ha puesto en marcha en la localidad madrileña de Móstoles una operación especial en prevención de los hechos delictivos que se suelen intensificar en esta época del año, debido al aumento de turistas en las calles y la movilidad vacacional.

Bajo el nombre de ‘Operación Verano’, este operativo, que se extenderá hasta el 31 de agosto, tiene como objetivo incrementar la seguridad ciudadana, con el objeto de evitar el aumento de los niveles de delincuencia y en caso necesario, dar respuesta policial, rápida y eficaz, a las víctimas de los posibles hechos delictivos.

Con estas premisas, se intenta proyectar a los ciudadanos una mayor sensación de seguridad, esencialmente entre los turistas nacionales y extranjeros, según ha señalado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

Dado que «Móstoles no es una ciudad especialmente turística», el esfuerzo operativo se dirigirá a la prevención, ante un posible incremento, de hechos delictivos, como son los robos en domicilios o los hurtos en vía pública.

Para este nuevo plan operativo también se contará con la colaboración de la Policía Municipal de Móstoles, de manera que se aumentará la vigilancia y control preventivo, incrementando la presencia policial en vías urbanas y en las estaciones de transporte público y hoteles.

Además, se reforzarán las medidas de seguridad en espectáculos y acontecimientos y se procurará aligerar y facilitar los trámites en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano. Durante todo el operativo, se mantendrán contactos regulares con comerciantes y asociaciones de vecinos de la localidad.

La Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Móstoles.

Una fase previa

El operativo ha contado con una fase previa, durante el mes de junio, en la que se ha desarrollado una campaña informativa en medios de comunicación, así como contactos directos con comerciantes y empresarios de la localidad.

En ella, se han efectuado diferentes contactos con comerciantes y empresarios del ocio nocturno de la localidad, con el objetivo de tener una comunicación directa y fluida con los profesionales de estos gremios.

«Esto permite conocer de primera mano, los problemas que les afectan directamente, pudiendo ofrecer soluciones eficaces, tanto a los profesionales como a los ciudadanos», insisten fuentes policiales.

Igualmente, se ha realizado una campaña informativa en medios de comunicación, sobre estafas de alquileres vacacionales, así como de robos en interior de domicilios, ante la posibilidad de que se vean incrementados por las singularidades de los movimientos turísticos y el previsible aumento del período de estancia en segundas residencias.

Por otro lado, se ha llevado a cabo un programa de refuerzo especial en la oficina de tramitación del DNI y el pasaporte, incrementando el número de agentes destinados en estos puestos, ya que en esta época del año se suelen ver afectados por el incremento de la demanda de este servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.