Debido a que los inspectores que procedieron al corte del suministro accedieron a las viviendas sin una orden judicial 

MÓSTOLES / 8 MAYO 2017 / Las más de 60 familias residentes en el poblado de Las Sabinas en Móstoles que fueron acusadas de robar luz han sido absueltas. El juzgado de instrucción número 2 de Móstoles ha desestimado el caso porque en el momento del corte del suministro a los vecinos, los inspectores accedieron a las viviendas sin una orden judicial y sin informar a sus inquilinos de sus derechos y de las consecuencias que ello podía conllevar.

Aunque la sentencia es recurrible en la Audiencia Provincial, las peticiones por el delito de defraudación de energía, que solicitaba tanto la Fiscalía (más de 140.000 euros) como Iberdrola (más de 360.000 euros) -empresa suministradora- han sido rechazadas.

Según la misma fuente, la sentencia juzga los hechos sucedidos el 20 de junio de 2016, cuando inspectores de la empresa “Marsan Ingenieros”, contratada a su vez por Iberdrola, se personaron en el asentamiento los que instalaron los amperiómetros en los patios de las casas, acompañados por agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana y también del Pacprona (Guardia Civil), tras lo cual la energética procedió al corte de suministro.

La juez alega para la absolución de las familias que los patios de la vivienda también son propiedad privada -para lo que se necesita una orden judicial- y que aunque algunos inquilinos dejasen pasar a los inspectores de forma voluntaria, estos en ningún momento les avisaron sobre su derecho a oponerse, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.