Agentes de la Policía Nacional han hallado a un matrimonio de personas mayores fallecidos en su domicilio de Móstoles, en la calle Juan XXIII, aunque ninguno de ellos presentaba signos de violencia.

El hallazgo tuvo lugar el jueves pasado por la mañana, después de que la asistente social del Ayuntamiento que cuida a este matrimonio, de 77 y 69 años, avisara a la Policía de que llevaba días sin saber nada de ellos y no respondían a sus llamadas, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid..

Entonces, unos agentes y efectivos de los Bomberos de Móstoles se dirigieron a la vivienda, situada la calle Juan XXIII, y encontraron a la pareja sin vida, sin signos de violencia mutuo o suicida.

La investigación se encuentra abierta por la Brigada Local de Policía Judicial de la Policía Nacional de Móstoles. Las primeras investigaciones apuntan a que el matrimonio, en el que ambos padecían alguna enfermedad y problemas de movilidad, murió de causas naturales, aunque será la autopsia la que determine la causa y el día de ambos fallecimientos.

La alcaldesa deposita una corona de flores en homenaje a las dos víctimas/ Ayto. Móstoles

Semana trágica

Este hallazgo se produjo apenas cuatro días después de la muerte de otras dos vecinas de la localidad, Irina y su hija Mariya, de 6 años, que murieron acuchilladas el domingo pasado en la localidad a manos de su marido y padre, respectivamente.

Un nuevo caso de violencia machista que ha conmocionado a la ciudad. El suceso ocurrió la noche del domingo pasado en la Avenida Olímpica en Móstoles. La voz de alarma la dieron los vecinos sobre las 22.00 horas con una llamada a la central del 112 tras haberse presentado algún amigo o conocido de la familia en la vivienda tras ser avisado por el propio agresor a través de Whatsapp.

Cuando llegaron al lugar los equipos de Summa-112, encontraron a la mujer y a la menor fallecidas por arma blanca, que podrían llevar varias horas muertas, mientras que el hombre presentaba heridas en tórax, muslos y cuello también por arma blanca.

El presunto homicida, de 39 años, fue trasladado esa noche al Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, donde ha estado en vigilancia policial permanente, recuperándose de las heridas que se autoinfligió después de presuntamente matar a su mujer y su hija.

La magistrada titular del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer de Móstoles ha acordado la prisión provisional comunicada y sin fianza para el individuo, que está investigado por la supuesta comisión de dos homicidios, si bien esta calificación penal es inicial y podría variar según se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial, según han señalado fuentes judiciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.