Publicidad
Publicidad

El PP de Móstoles ha instado al Gobierno municipal, formado por PSOE y Podemos, a que «se haga cargo temporalmente» de la gestión del complejo deportivo de Parque Coimbra-Guadarrama después de que la empresa concesionaria haya decidido rescindir el contrato de concesión el próximo 30 de junio.

«Si el Ayuntamiento no aporta solución alguna, más de 12.000 vecinos se quedarán sin acceso a servicios deportivos, ya que esta es la única instalación deportiva del distrito», han señalado desde el PP en un comunicado, donde avanzan que llevarán una propuesta al próximo Pleno para que se mantenga el servicio.

Desde el PP insisten en que se trata de «la única instalación deportiva» existente en la citada urbanización, alejada del núcleo urbano, además de que no solo ofrece servicios deportivos, sino también «servicios terapéuticos y de salud».

En este sentido, la portavoz del PP, Mirina Cortés, solicitará al Gobierno municipal que reanude las negociaciones con la empresa adjudicataria para «poder alcanzar un acuerdo que no perjudique al Ayuntamiento», ni tampoco a los puestos de trabajo que quedarían en el aire el próximo 30 de junio.

«Si es inviable, pediremos iniciar por la vía de urgencia los trámites para resolver el actual contrato e iniciar el proceso para un nuevo concurso público con el objetivo de que este barrio no se quede sin la única instalación deportiva que existe», ha añadido Cortés.

En ese posible marco, el PP también solicitará que «el nuevo pliego incorpore una cláusula que posibilite la incorporación de la actual plantilla de trabajadores que prestan servicio al complejo deportivo».

Además, reclamarán que el Ayuntamiento «intervenga la concesión, bien por los medios propios o a través de un tercero, hasta que se formalice el nuevo contrato, con el fin de que los vecinos de Coimbra puedan seguir accediendo a los servicios deportivos, de salud y terapéuticos del complejo deportivo».

«Todo ello desde el respeto a la legalidad vigente», insisten desde el PP, donde lamentan que «estamos ante un gobierno agotado, en su mayoría imputado y ocupado en resolver sus problemas judiciales y por tanto incapaz de aportar soluciones a los vecinos».

La portavoz del PP y otros concejales en el último Congreso del PP/ PP Móstoles

Cierre «ilegal»

Desde el Gobierno municipal ya señalaron hace unos días que la concesión del servicio con la empresa Cobra Sport Club Coimbra «se firmó en 2006», estando el PP en el Gobierno, «por 40 años» y que «la empresa lleva reclamando renegociar las condiciones desde 2010, porque según ella, le resulta deficitaria».

«Este Gobierno ya le ha comunicado que el cierre que plantea incumple los términos de la adjudicación que firmó con el Gobierno del PP y, por lo tanto, no se ajusta a la legalidad«, insistió a Noticias para Municipios el edil de Deportes, Carlos Rodríguez, quien achaca estos problemas a «un signo de la herencia de la corrupta gestión del PP».

El concejal ha explicado que la empresa concesionaria «basó su viabilidad en un estudio irreal que solo se sostenía con las expectativas de crecimiento urbanístico que iba a provocar el tren de Móstoles a Navalcarnero, un megaproyecto fantasma investigado por corrupción, y que nunca se terminó».

«Pedimos a la alcaldesa socialista Noelia Posse que deje de dar la espalda a los mostoleños y dé una solución a este asunto de manera ágil porque está en juego la salud sociodeportiva de miles de personas, así como también el empleo de los trabajadores del centro deportivo», ha concluido el PP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.