El nuevo candidato del PP a la Alcaldía de Móstoles, Manuel Bautista, ha mostrado su «indignación» al constatar que, por primera vez, no se ha presentado un proyecto de presupuesto en el Ayuntamiento para este ejercicio de 2023, lo que lleva a prorrogar el último presupuesto.

«Este hecho denota que no existe intención por parte del Gobierno municipal de Móstoles de tramitar un proyecto de presupuesto para el presente ejercicio«, ha añadido Bautista, quien lamenta que la prórroga presupuestaria tendrá «consecuencias perjudiciales para la actividad política y económica del consistorio y, por lo tanto, para los vecinos».

En este sentido, el candidato del PP advierte de que «no todas las partidas presupuestarias son prorrogables», de modo que derivará en «la inexistencia del programa de inversiones con una baja de 18 millones de euros, no pudiendo acometerse nuevos proyectos».

También implicará que las AMPAS, los clubes y asociaciones deportivas, las Asociaciones Vecinales, la Asociaciones Sociosanitarias, las culturales y los Sindicatos y demás entidades incluidas en la base de ejecución 103 del presupuesto de 2022, «no percibirán los 2.059.080 de euros pertenecientes a las subvenciones nominativas en este ejercicio», argumenta Bautista.

Asimismo, asegura que la prórroga presupuestaria también arroja dudas sobre el cumplimiento del Plan de Ajuste: «la no actualización del Plan de Ajuste, tras el acuerdo de modificación de las ordenanzas fiscales, crea inseguridad jurídica en cuanto a la posible bajada del IBI al 0’56».

La presidenta del PP, Mirina Cortés, con el nuevo candidato, Manuel Bautista, y el portavoz municipal, Alberto Rodríguez de Rivera/ PP Móstoles

Falta de «planificación»

«Las razones que justifican esa prórroga presupuestaria son la ausencia absoluta de planificación de la actividad local, la incapacidad de gestión presupuestaria y la incapacidad política para llegar a negociar acuerdos con otras fuerzas políticas, singularmente las denominadas por ellos mismos progresistas», ha añadido Bautista.

Por último, también señala «la falta de acuerdo entre los dos grupos políticos que conforman el Gobierno municipal», y que «junto a los votos evidentes de los no adscritos hubieran dado la aprobación del mismo, salvo que se trate, como es el caso, de un gobierno roto cuya coalición se sostiene en y por la nómina».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.