El Ayuntamiento de Móstoles continúa con su proyecto de renovación y ampliación de las aceras, la mejora de la accesibilidad y la eliminación de barreras arquitectónicas por todos los barrios de la ciudad, en aplicación del Plan de Accesibilidad Universal de Móstoles.

En esta ocasión, le ha llegado el turno a la zona comprendida entre los números 6 y 8 de la calle Río Tajuña y los números 6 y 8 del Paseo de Arroyomolinos, que ya es totalmente accesible tras finalizar las obras de remodelación y acondicionamiento que ha llevado a cabo el Gobierno municipal, formado por PSOE y Podemos.

Los trabajos, que responden a demandas de los vecinos de la zona, han consistido en la demolición de las aceras existentes para su posterior pavimentación con loseta de mayor calidad y la construcción de una rampa para facilitar el acceso a persona con movilidad reducida.

Además, se ha abordado la creación de espacios de paso más amplios y agradables con nuevos árboles y bancos, aprovechando antiguos parterres sin uso. La superficie de actuación ha sido de 1.350 m2 aproximadamente.

La alcaldesa, Noelia Posse (PSOE), acompañada del concejal de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos, David Muñoz, y la portavoz de Podemos, Mónica Monterreal, ha visitado este lunes la zona donde se han acometido los trabajos de remodelación.

Con obras como esta, el Gobierno Local busca mejorar la calidad de vida en barrios en los que hacía años que no se llevaban a cabo actuaciones en profundidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.