Publicidad

Ediles y vecinos de la localidad de Móstoles se han concentrado en la tarde de este lunes para mostrar su repulsa y condena del asesinato «homófobo» de Samuel, el joven coruñés que murió a consecuencia de las heridas provocadas por una paliza que le propinó un grupo de personas al grito de «maricón de mierda».

«Hoy todos somos Samuel, porque el odio y la violencia, sea por la razón que sea, no tienen cabida», han señaldo desde el Consistorio. La alcaldesa, Noelia Posse, y los portavoces de todas las formaciones con representación municipal, excepto Vox, han sostenido una pancarta con los colores de la bandera LGTBI, mostrando su cariño a su familia y sus seres queridos.

Publicidad
Publicidad

En Madrid capital, unas 3.000 personas, según datos de Delegación del Gobierno, se han manifestado este lunes para pedir justicia para el joven Samuel y han reclamado al colectivo LGTBI pasar a la insurrección: «No queremos más desfiles, queremos barricadas».

La concentración ha comenzado en torno a las 20.00 horas en la Puerta del Sol entre gritos de consignas como ‘Samuel no ha muerto lo han asesinado’, ‘Insurrección contra toda vejación’, ‘La homofobia es fascismo’ o ‘Contra los nazis, mariconazos’.

Entre banderas del colectivo LGTBI y pancartas con mensajes como ‘Cualquiera de nosotras podría ser Samuel’, los congregados han guardado silencio por el joven, a quien también han recordado entre aplausos y llantos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.