Publicidad

Un grupo de activistas de Rebelión por el Clima, plataforma que apoya Ecologistas en Acción, han bloqueado esta mañana acceso al Repsol Technology Lab situado en Móstoles para denunciar «la responsabilidad de la empresa en la crisis climática y solicitar el cese de sus actividades fósiles cuanto antes, y no más tarde de 2040», han señalado los organizadores de la protesta.

Las activistas han elegido esta ubicación para la acción ya que consideran que es en este tipo de centros y desde los departamentos de innovación de la empresa donde se gestan nuevas tecnologías controvertidas que están ligadas a los combustibles fósiles.

Publicidad

Durante esta acción, iniciada a las 11 horas y desarrollada de forma pacífica, las activistas han accedido al techo de la garita de la entrada de la sede y se han bloqueado con tubos metálicos a tres trípodes de cinco metros colocados frente a la entrada. Además, un cordón humano de decenas de personas se ha desplegado por toda la zona.

«Con esta acción de desobediencia civil y a través de diferentes pancartas, las organizaciones apelan al papel que juega Repsol como empresa líder en emisiones de gases de efecto invernadero en el Estado español, en el desarrollo de falsas soluciones para paliar la crisis climática, en el extractivismo de recursos en países del Sur Global y en acaparamiento de fondos públicos y lobby fósil», señalan en un comunicado.

Rebelión por el Clima plantea cuatro demandas a la empresa, que pasan por desarrollo de un plan de cierre de todas sus actividades fósiles para alinearse con un escenario climático de 1,5ºC, «reduciendo sus emisiones rápidamente y descarbonizándose no más tarde de 2040».

Publicidad

También piden la paralización de todas las líneas de investigación destinadas a la hibridación con los combustibles fósiles y aquellas que supongan una vulneración de los límites planetarios y la consecución de los objetivos del Acuerdo de París, entre otras medidas.

«Estamos en una encrucijada climática sin precedentes. Desde la sociedad civil nos vemos obligadas a seguir luchando para que se haga justicia. Las empresas responsables de la crisis climática, como Repsol, no pueden quedar impunes. Seguiremos protestando hasta conseguir justicia climática y social», declaran las activistas.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.