Desde el Hospital se hará “una estricta selección previa de aquellos pacientes a los que se les pueda aplicar los tratamientos”

MÓSTOLES/ 14 ABRIL 2020/ El Hospital Universitario de Móstoles ha puesto en marcha un programa de rehabilitación y fisioterapia para ayudar en la recuperación de los pacientes con coronavirus, tanto los ingresados en la planta de hospitalización como en las áreas habitacionales para asistencia de pacientes críticos.

En ambos casos, desde el Hospital se hará “una estricta selección previa de aquellos pacientes a los que se les pueda aplicar los tratamientos” y se trabajará con cada uno de ellos “de forma individualizada con programas específicos de ejercicios”, según ha destacado el centro sanitario en una nota.

Con todos comenzamos a trabajar poco a poco, transmitiendo confianza y seguridad, introduciendo de forma paulatina más repeticiones y animándoles a seguir trabajando e incrementándolas según vayan notando que su capacidad mejora”, ha explicado una de las rehabilitadoras del centro, Sonia López.

López ha explicado que los objetivos de este programa de rehabilitación y fisioterapia son “recuperar la fuerza muscular, la elasticidad y la flexibilidad, mejorar su capacidad funcional y entrenar los músculos utilizados en la respiración“.

En este sentido, ha avanzado a los pacientes “les cuesta” empezar, pero que es “algo fundamental no solo por la mejora física, sino también por la respuesta de su estado anímico al comprobar que se encuentran mejor”, por lo que “es muy importante” que haya una continuidad.

Pacientes no críticos

En el caso de los pacientes no críticos, aquellos ingresados en las plantas de hospitalización, el proceso se realizará “instruyéndoles detenidamente, enseñándole cómo se realizan los ejercicios, hasta dónde debe llegar el esfuerzo”, han aclarado desde el centro sanitario.

En general, se trata de pacientes que han perdido masa muscular y mucha fuerza por un ingreso largo en el que su estado de salud le ha limitado casi al máximo su movilización, lo que provoca “debilidad, falta de motivación e intolerancia al ejercicio”.

De ahí la necesidad del trabajo directo con el fisioterapeuta, que es quien le instruye y le facilita la información por escrito para que pueda recordar y realizar dos veces al día los ejercicios propuestos.

Pacientes críticos

En el caso de los pacientes más críticos, se ha realizado un protocolo clínico donde se detallan los criterios que permiten la inclusión de los pacientes en el programa de rehabilitación y fisioterapia.

En una primera fase se pretende evitar complicaciones, rigidices articulares y atrofia muscular, para más tarde comenzar con intervenciones que faciliten la función respiratoria, y como en el caso de pacientes ingresados en hospitalización la recuperación funcional del paciente”, ha añadido el responsable de la Unidad de Fisioterapia, David Gutiérrez.

En las Unidades de Cuidados Intensivos, el inicio precoz de la rehabilitación “puede reducir el tiempo de afectación del nivel de consciencia y ventilación mecánica”, siempre teniendo en cuenta que “es fundamental la selección previa qué pacientes son candidatos, cumpliendo unos criterios clínicos concretos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.