Publicidad

La Federación Local de Asociaciones de Vecinos (FLAV) ha presentado alegaciones a las dos últimas modificaciones presupuestarias aprobadas en Pleno por importe de 9,4 millones para que parte de ese dinero se destine a Servicios Sociales, ayudas al alquiler social y contratación de profesores.

El Pleno aprobó este montante en la sesión del pasado 19 de agosto con cargo al superávit de 2020, un dinero que, según la Federación, se destinará a «asuntos del ladrillo y a la amortización anticipada de préstamos».

Publicidad

En este punto, la entidad ha considerado que no tiene sentido «amortizar la deuda cuando es tan notable la necesidad de mejora de los servicios públicos» y cuando es tan «necesario atender otras prioridades más urgentes para la ciudadanía».

Por ello, en el marco de las alegaciones ha pedido destinar 3 millones a Servicios Sociales, «para la atención a familias e instituciones sin fines de lucro, y otros 2 a ayudas a la rehabilitación y eficiencia energética en los edificios residenciales.

Instalaciones del Ramiro de Maetzu, en Leganés.

También ha reclamado destinar 1 millón a la creación de carriles bici por calzadas, «separados y protegidos», y otros 1,5 millones «a la adquisición de vivienda para alquiler social y crear un parque de vivienda social».

Publicidad

La entidad ha propuesto destinar 500.000 euros para la apertura y gestión del Albergue Municipal, 600.000 euros para un Programa de Defensa del Menor y 805.100 euros para la contratación de profesores y profesoras para los diferentes programas municipales de escuelas infantiles, la Escuela Municipal de Música, el Centro de Atención Integral a las Drogodependencias (CAID) y a educación de personas adultas.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.