El partido independiente Unión por Leganés (ULEG) ha denunciado que el Ayuntamiento ha anunciado la sustitución de la caldera en el colegio Azorín, que hace las veces de centro multifuncional en el barrio de Vereda de Estudiantes, «mientras
paralelamente se recogen ofertas para la demolición del edificio».

Los independientes han calificado este hecho de «nuevo despropósito» y han señalado que lo «absurdo se materializa en que mientras se licitan la adquisición, modernización y cambio calderas de gasoil a gas natural en tres centros, resulta que uno de ellos es el antiguo colegio Azorín que está próximo a ser derrumbado para volver a reconstruirse.

El cambio de caldera se realizará con cargos a los fondos europeos FEDER.

Aprobación casi simultanea

Según la formación denunciante, los proyectos de cambio de calderas como la demolición del Azorín «se aprobaron prácticamente a la vez, en el mes de abril». «Pareciera que lo único que preocupa es sacar determinados contratos olvidando los que llevan caducados más de un año, no actuando sobre los problemas endémicos del Consistorio como son la falta de personal, la limpieza o el control de las contratas, entre otros», ha señalado.

«¿Cómo se puede aprobar de forma simultánea el cambio de caldera y la demolición
del edificio que lo albergará?
¿Estamos ante un despropósito o es que realmente no se pretende hacer nada con el antiguo Azorín?», ha remarcado su portavoz, Carlos Delgado.

El colegio Azorín, de Leganés (Foto: D.G.C.)

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Yo no compro una caldera de un edificio que voy a demoler, salvo que el coste de la caldera me lo cuele en el talego….(que mal pensado…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.