La madre con dos hijos menores de edad que estaba pendiente de juicio para un desahucio de una vivienda de la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE), Evelyn, ha alcanzado un acuerdo de pago de su deuda y ha rubricado un contrato de alquiler hasta 2030, según ha informado la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

El pasado marzo, la concejalía de Vivienda informó de que estaba previsto paralizar «el desahucio para negociar un acuerdo de pago acorde a las condiciones económicas y sociales de la familia». La familia se enfrentaba al desalojo de las viviendas públicas debido a varios impagos en la cuota del alquiler por una situación de desempleo a raíz de la pandemia, para lo que se había fijado el desalojo forzoso para el 6 de junio.

Publicidad

Finalmente, la mujer ha podido firmar un contrato en el que, según la Plataforma «existen algunas clausulas abusivas relativas al momento de darse algún impago». «Esta decisión -agrega- ha sido tomada por la madre ante el temor y el desasosiego a la alternativa dada por EMSULE de verse en la calle con sus 2 hijos menores en el lapso de unos meses».

La mujer ha tenido que firmar el contrato en la calle, debido a que no se le ha permitido acceder a las instalaciones de EMSULE. «Hemos comprobado que esto no es aislado ni puntual, ya venimos sufriendo estas faltas de respeto y juego sucio desde hace varias semanas cuando se descubrió el caso de Evelyn», esgrime la PAH.

La PAH ha considerado que hay muchas cosas que cambiar «en política de vivienda» ante la existencia de varios casos en el municipio. «Seguiremos luchando por que EMSULE sea una empresa de vivienda pública para alquileres sociales para las personas más vulnerables y que actúe con más transparencia y cercanía hacia las familias y los ciudadanos en general», han destacado sus responsables.

Movilizaciones ciudadanas ante un desahucio en la zona Sur (Foto: Archivo).

El mes pasado, la Plataforma manifestó que espera que la Empresa del Suelo «empiece a aplicar esas medidas que está tomando con Evelyn con el resto de ciudadanos que necesitan alquileres sociales con problemática habitacional del municipio».

Desahucio de una familia

El pasado día 7, el municipio registró el desahucio de una mujer y sus cinco hijos, tres de ellos menores y en situación de extrema vulnerabilidad, de una vivienda de la Empresa Municipal del Suelo.

El desalojo se ejecutó, según la Plataforma, sin que la familia pudiera disponer en el proceso de «abogado» ni siquiera durante el proceso judicial.

La entidad exigió «la recuperación de la vivienda para la familia desahuciada, adaptándose EMSULE -esgrimen- a la situación social y económica de la familia». El desahucio estaba programado para diciembre, pero fue aplazado. Ahora, la vivienda será adjudicada a otra familia inscrita en las listas habilitadas para quienes necesitan estos pisos.

La Plataforma cuestionó que se llevase a cabo este desalojo mientras desde «el Gobierno estatal se promueven ‘medidas anti-desahucios’ por la pandemia y sus consecuencias sobre las familias trabajadoras, como el conocido Real Decreto que prorrogaba los desahucios de familias vulnerables hasta septiembre.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.