El Ayuntamiento de Leganés ha acusado este martes a la Comunidad de Madrid de impedir el incremento de líneas de autobuses urbanas de una a tres, en el plan de reordenación líneas que negocia el Consistorio con el Consorcio Regional de Transportes.

Las declaraciones se producen después de que el consejero de Administración Pública y Transportes de la Comunidad de Madrid, David Pérez, confirmase en un encuentro digital con internautas que hay planteado un plan de «reordenación de líneas de autobús» en la localidad, para lo cual -según ha manifestado- está esperando la «colaboración» del alcalde, el socialista Santiago Llorente, a esta propuesta.

Publicidad
Publicidad

El Gobierno local (PSOE y Cs) ha respondido así tras varias reuniones con el Consorcio de Transportes para trasladarle una serie de propuestas que tienen como objetivo reordenar las líneas de autobús en la ciudad para mejorar las conexiones en la ciudad, facilitar las conexiones con los barrios que están más alejados del casco urbano y con los polígonos industriales, facilitando así la llegada de trabajadores y trabajadoras.

Los servicios técnicos del Ayuntamiento de Leganés han propuesto al Consorcio Regional de Transportes ampliar a 3 las líneas urbanas que recorren la ciudad, y lograr además que «una de ellas sea circular en doble sentido». «La Comunidad de Madrid se ha negado a poner en marcha estas propuestas», han manifestado.

Lanzaderas de conexión con la capital

Además, las mismas fuentes han asegurado que «las dificultades para seguir mejorando los desplazamientos en autobús de los vecinos ha sido la negativa del Consorcio Regional de Transportes a poner en marcha lanzaderas que agilicen la conexión de Leganés con Madrid tal y como solicitaba el Ayuntamiento».

Tras meses de conversaciones con el Consorcio madrileño, las negociaciones «se han estancado» tras conocer las propuestas planteadas por este organismo regional. En este sentido, el Consorcio Regional ponía como condición reducir las conexiones con Madrid, eliminando la línea 480, y no aumentar la frecuencia de las otras líneas para poner en marcha estas líneas urbanas que solicitaba el Consistorio leganense.

El Ayuntamiento considera que reducir líneas y no aumentar frecuencias» empeoraría aún más la situación de los usuarios de autobús por lo que entiende que estas propuestas no son asumibles». Así, el Ayuntamiento plantea que es imprescindible mejorar las conexiones de Leganés con los intercambiadores de Madrid para seguir promoviendo el uso del transporte público.

El Consistorio se ha negado no solo a reducir conexiones con Madrid, sino «a apoyar una reordenación de líneas que no las mejore, y reclama mejores opciones para que los vecinos puedan desplazarse en transporte público dejando el vehículo en casa».

Mientras, el portavoz del PP, Miguel Ángel Recuenco, ha señalado este martes que hay «un planteamiento sobre la mesa para sacar el mayor rédito» a estas líneas, y la posibilidad de crear una nueva línea urbana, aunque -según ha precisado- «el Ayuntamiento debería contribuir a eso».

En este punto, el ‘popular’ ha informado de que el Consistorio «no cumple con su obligación de pagar la cuota que le corresponde por la L1 la línea local». Recuenco ha recordado, además, que el PSOE en el Gobierno local fue uno de los que, en su día, «se posicionó en contra» de la construcción del Metrosur, extremo éste que el propio Llorente desmintió ante David Pérez en un cruce de declaraciones hace meses cuando el consejero recordó la oposición de los gobiernos socialistas del Sur a la propuesta regional.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.