Publicidad

Leganés quiere evitar posibles contagios que supongan dar “un paso atrás” ante la incertidumbre sobre la evolución del virus

LEGANÉS / 25 JUNIO 2020 / Leganés, el municipio de la región madrileña donde más impacto ha tenido el Covid-19, ha decidido no abrir este verano las piscinas. El motivo: evitar el riesgo de contagio en una localidad que alcanza ya los 3.371 contagiados y varios centenares de muertos.

El Ayuntamiento ha anunciado que mantendrá cerradas las instalaciones acuáticas ante el temor a “dar un paso atrás en el control de la pandemia”.

Publicidad

El concejal de Deportes, Miguel Ángel Gutiérrez, ha apelado a la “precaución”: “Es un momento en el que nos jugamos mucho todos y nuestra ciudad debe seguir siendo un ejemplo de seguridad”, ha declarado.

Los responsables municipales han sopesado el “riesgo de masificación en días de mucho calor” en los que, por norma, las piscinas de la ciudad alcanzan su máxima ocupación, lo que podría convertirse en un foco de transmisión del virus.

Leganés cuenta con dos piscinas municipales al aire libre: la piscina de El Carrascal, encuadrada en la Ciudad deportiva Europa, y la piscina del barrio de La Fortuna.

Publicidad

Así y tras estudiar los posibles escenarios y medidas que se podían aplicar, el Ayuntamiento ha optado por la “prevención, la seguridad y la cautela en un momento crucial de la pandemia”, ya que, en estos momentos, no existen datos oficiales que aseguren cuál será la evolución del coronavirus en las próximas semanas.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.