Publicidad

El Pleno del Ayuntamiento de Leganés ha aprobado declarar de interés público la concesión de una subvención por importe de 363.000 euros a Cáritas Getafe para las obras de reforma de una antigua guardería en una parroquia de Zarzaquemada y su reconversión en un centro temporal para refugiados ucranianos que huyen de la guerra en su país.

El alcalde, Santiago Llorente, ha explicado que este dinero se destinará a las obras de remodelación. Según ha detallado, ese montante se corresponde a la cantidad que había presupuestado inicialmente Cáritas Diocesana de Getafe -que se encargará de su gestión-, pero una vez iniciados los trabajos, han ido surgiendo problemas e incidencias que han incrementado este gasto.

Publicidad

De esta manera, según Llorente, Cáritas hará aportación propia para llegar a cubrir el nuevo presupuesto total de las obras de un centro que tendrá capacidad para unas 35 plazas.

Durante el debate del expediente, el grupo de UP ha puesto objeciones, a través de su concejal Óscar García, quien ha manifestado que se trata de una «subcontratación» y que el centro debería haberlo hecho directamente el Ayuntamiento. Además, ha planteado que espera que haya un «plan ‘b’ para su uso» una vez finalice la guerra en Ucrania.

Mientras, el vicealcalde de Leganés, Enrique Morago, ha asegurado que el Gobierno no ve a Cáritas como «una empresa privada», y ha pedido «respeto» para una entidad que, a su juicio, sabe dar respuesta social cuando hay crisis como la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Concentración de trabajadores

Mientras se debatía el expediente en el Pleno, en el exterior del Consistorio los policías locales y los trabajadores municipales han protagonizado una manifestación para pedir una «mejor gestión» de los servicios municipales. Los pitidos y los golpes se han hecho patentes durante el transcurso del Pleno.

El Comité Unitario de Trabajadores (CUT) se ha movilizado porque, según ha expuesto, el equipo de gobierno «propone una plantilla 2022 que nos sitúa en una total incertidumbre y deja muy negro el acceso a los Servicios Públicos e Leganés».

Además, el CUT considera que el Ejecutivo deja «en el olvido las adecuaciones de categoría». «La plantilla municipal no está dispuesta a que se continúe ignorándola», han precisado.

Para UGT, «la situación de la plantilla sigue siendo crítica». «Falta de personal, no se cubren vacantes, no se cubren bajas y ha privatizaciones de los servicios públicos e incumplimiento de acuerdos», ha precisado el sindicato.

Una de las últimas movilizaciones de trabajadores en la Plaza de España de Leganés (Foto: UGT Leganés)

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.