Publicidad

Un total de 200 operarios municipales de las diferentes delegaciones de Leganés continúan trabajando este martes para restablecer la normalidad en las calles tras la inesperada tormenta de granizo que ayer sacudió al municipio.

La tromba, que se registró entre las 14:00 y 15:00 horas del lunes con una violencia inusitada, dejó un manto blanco en muchas calles y provocó incidencias en enclaves como el paso subterráneo a San Nicasio bajo las vías del tren.

En este sentido, el concejal de Medio Ambiente, Miguel García Rey, ha declarado que no hay que resaltar «incidentes de importancia». «Cuatro o cinco calles inundadas, ningún daño personal ni de vehículos y ninguna caída de árbol”, ha indicado el edil, quien ha recordado que el esfuerzo ahora se concentra en la retirada de la hoja caída de los árboles.

El Ayuntamiento de Leganés activó durante la tarde del lunes un dispositivo especial de limpieza y saneamiento de las calles de la ciudad, según han informado fuentes municipales, que han asegurado que, pese a la virulencia de la tormenta, no se registraron daños personales ni tampoco «materiales de gran envergadura».

Así las cosas, desde el primer momento, la prioridad municipal «fue realizar una rápida limpieza de sumideros y alcantarillas en los puntos donde se formaron balsas de agua y la retirada de la hoja caída de los árboles y que podía resultar peligrosa para los viandantes».

Limpieza de hojas caídas de árboles.

Los equipos municipales de las áreas de Obras, Limpieza y Parques y Jardines «actuaron de forma urgente» en distintos puntos de la ciudad. En este sentido, dos equipos de saneamiento con camiones actuaron en las distintas urgencias con el objetivo de facilitar la evacuación del agua. Los atascos puntuales en los sumideros se produjeron debido al material congelado procedente de la granizada.

Imbornales y señalización

Leganés cuenta con más de 20.000 imbornales y, merced a la señalización de los mismos y al buen mantenimiento del sistema, se «produjeron pequeñas inundaciones únicamente en alrededor de media decena de calles», según ha informado el Ayuntamiento. Estos equipos trabajaron de forma coordinada con Bomberos y «todos los problemas puntuales se fueron solucionando a lo largo de las dos o tres horas siguientes».

10 barredoras activadas de urgencia

Por su parte, hoy se mantienen todos los servicios de limpieza en horario de mañana y tarde para continuar trabajando en la retirada de la hoja. Con este objetivo se han activado todos los medios mecánicos en el servicio. Entre ellos, diez barredoras en las calles de la ciudad.

La tormenta no ocasionó «grandes daños en árboles y únicamente se han retirado pequeñas ramas que no representaban grandes daños».

«Los servicios de limpieza están realizando un gran esfuerzo para limpiar toda esa masa vegetal de nuestras calzadas y aceras. En breve nuestras calles volverán a la normalidad”, ha destacado García Rey.

Alrededor de 200 personas forman los equipos municipales de las distintas áreas que trabajaron desde ayer con urgencia tras el temporal y lo continúan haciendo hoy para poner al día las calles de la ciudad.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.