La Policía local de Humanes de Madrid y la Guardia Civil desalojaron en la tarde de este jueves a un gripo de jóvenes de la piscina municipal por no respetar las medidas sanitarias anti-Covid y causar daños en las instalaciones. Era el primer día de apertura de estas instalaciones en la temporada de verano.

Según ha informado el Ayuntamiento, el grupo mostró una «actitud incívica» y cometió «actos vandálicos» una vez accedieron al recinto acuático.

Así, según los primeros testimonios, «increparon al resto de bañistas, poniendo en riesgo su seguridad haciendo caso omiso a la normativa Covid y produciendo destrozos en las instalaciones».

Las mismas fuentes han informado de que se prevé «intensificar la seguridad en la zona para tranquilidad de los usuarios» en un enclave que, según han informado, «siempre ha disfrutado de un ambiente tranquilo y respetuoso».

Hecho «puntual»

De hecho, han definido los altercados de ayer como «un acontecimiento puntual» que han condenado «firmemente».

«Apelamos a la responsabilidad, al respeto y sobre todo a continuar con las normas sanitarias por la Covid», ha señalado el Consistorio.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *