Publicidad

Eva García, Inés Márquez, Natalia Martínez, María Parro y Paula Rodríguez serán las Mayordomas de la Hermandad que organiza, el último domingo del mes de mayo, la festividad de la Virgen del Amor Hermoso, en Humanes de Madrid.

Este sábado, el municipio celebra el tradicional pasacalle con la Banda Municipal Villa de Humanes a las 19:00 horas. Media hora más tarde, a las 19:30 horas, tendrá lugar en la Parroquia la imposición de escapularios de las nuevas hermanas.

Publicidad

El domingo 29 de mayo se celebrará a las 12:30h la Solemne Eucaristía en honor a la Virgen. Por la tarde, a las 19:00h, tendrá lugar la procesión con la banda municipal Villa de Humanes y las hermanas de la Virgen harán una ofrenda de flores a la misma. A las 21:00h actuará Óscar Recio en la plaza del municipio, abriendo así el baile a las Mayordomas con sus padres. Y a las 22:00 horas tendrá lugar un sorteo de una gran cesta de embutidos.

La tradición

Esta festividad que se celebrará este fin de semana tiene sus inicios en 1839, cuando un pequeño grupo de mujeres se reunían en una casa particular para celebrar el mes de María. Además, se cree que la fiesta fue trasladada al último fin de semana del mes porque era cuando libraban las mujeres que iban a servir a Madrid.

La primera escultura de la Virgen que tuvo la Hermandad fue quemada durante la guerra civil en 1936. Más tarde se encargaron más esculturas, las cuales se perdieron en la misma guerra. Hacia el año 1943 se formó una compañía de teatro por personas del pueblo con el fin de recaudar fondos y comprar una nueva figura, que es la que disfruta el pueblo actualmente. En 1994 se inauguraba, por fin, una ermita dedicada a la Virgen gracias a los donativos que hicieron los integrantes de la Hermandad.

La tradición hace que cada año se nombren entre cuatro y cinco mozas, que serán jóvenes vecinas del municipio, generalmente solteras y con aproximadamente 20 años.

Las mozas, tradicionalmente, recorrían el pueblo acompañadas de una banda de música y de las autoridades municipales. La idea era recoger casa por casa a cada moza, quienes esperaban ya ataviadas a que llegase su momento de salir.

Modernización

Sin embargo, con la modernización de la festividad, se lleva años quedando en un punto concreto del municipio para reunirse a la vez, sin la necesidad de recorrer todas juntas el municipio. Antaño, la tradición decía que las mozas debían ser solteras y, al casarse debían abandonar los cargos de la Hermandad.

Además, bailarían solas en la plaza y no hablarían con los hombres. Sin embargo, con el paso de los años y el avance en la igualdad de derechos, ahora las mujeres pueden optar a los mismos altos cargos de la agrupación, que antes, dirigían los hombres a pesar de ser una hermandad fémina.

Esta fiesta es eminentemente femenina, donde las mujeres mandan y gobiernan en Humanes de Madrid. Los hombres quedan en un segundo plano, sin inmiscuirse en los preparativos ni intervenir en la festividad. Las Mayordomas lucen por la mañana un traje negro, mantilla y peineta española, mientras que por la tarde, la mantilla será blanca. En los actos religiosos que se producen en la Iglesia, deben ir acompañadas de dos hombres mayordomos, elegidos cada año y cuya labor es simplemente acompañarlas en el acceso al Templo.

Este fin de semana, Humanes de Madrid suma un año más a una de las tradiciones más antiguas del municipio.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.