Publicidad

Ya se han observado los primeros grupos en suelo por la zona de la Fuente del Horcajo y las rutas de las trincheras

GUADARRAMA / 15 MARZO 2021 / La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Guadarrama ha instado a residentes y visitantes de la localidad a que aumenten la precaución en sus paseos ante la presencia de las orugas procesionarias. Ya se han comenzado a ver los primeros grupos de esta especie que puede presentar un riesgo para los más pequeños y para las mascotas.

Se trata de unas orugas que tejen sus característicos refugios de invierno, bolsones, en la copas de los pinos, alimentándose de sus acículas durante su crecimiento. Cuando las condiciones les son favorables y han finalizado su desarrollo larvario, bajan al suelo formando una “procesión” y se entierran para posteriormente emerger como mariposas.

Publicidad

Justo es en este periodo, que suele darse a finales del invierno, cuando los usuarios del monte pueden verse especialmente afectados por el carácter urticante de las orugas, por lo que es aconsejable evitar acercarse a aquellas zonas con elevada presencia de procesionaria. Además, se deben de extremar las precauciones en caso de ir acompañados de mascotas que son especialmente susceptibles de sufrir daños en hocico y lengua al entrar en contacto directo con las orugas. Al tocarlos causan trastornos alérgicos a las personas y animales domésticos, incluso en zonas alejadas, ya que pueden ser transportados por el viento a largas distancias.

Orugas procesionarias en el monte (Foto: Ayuntamiento de Guadarrama)

Desde febrero y hasta principios de mayo, en función de la temperatura, las orugas están en la fase más urticante. En Guadarrama ya se han observado los primeros grupos en suelo por la zona de la Fuente del Horcajo y las rutas de las trincheras, pero obviamente se irán observando por todo el monte por lo que es importante mantener la alerta.

Recomendaciones para un paseo seguro

Para evitar riesgos es necesario tener en cuenta, algunas recomendaciones que pueden ser útiles, como no tocar o acercarse a los nidos o a las orugas, no se debe retirar los nidos o las orugas, debe mantener los animales domésticos alejados de árboles infectados, es necesario no pasear bajo, ni cerca de los árboles afectados.

Publicidad

En caso de no poder evitar estar en zonas infectadas, es recomendable llevar ropa que cubra la mayor parte del cuerpo y llevar gorra y gafas y evitar frotarse los ojos durante el desplazamiento por las zonas infectadas. Tras el paseo, se aconseja ducharse y lavarse la cabeza lo antes posible, lavar la ropa que se ha utilizado y evitar secar la ropa al aire libre en las zonas afectadas. Es importante consultar al médico o farmacéutico para el tratamiento de la irritación y el dolor tras el contacto con nidos, orugas o pelos procedentes de las mismas, así como acudir a un servicio médico si padece un caso grave de reacción alérgica y a un veterinario de forma urgente si un animal está afectado.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.